Avellaneda. El Caso Galaz Ya Se Cargó El Primero Secretario Municipal

Bruno Zanel, primer renunciante del gabinete de Gonzalo Braidot, intendente de la ciudad de Avellaneda, es la primera baja que produjo el escandaloso caso Galaz desde el momento de haber sido visto en tribunales acompañando al Senador Orfilio Marcón un dia previo a ser suspendido el comienzo del juicio a Marcelo Galaz, imputado ante una denuncia de su propia sobrina, Magali Galaz, por hechos relacionado a manoseo y posterior acceso carnal – violación -, según la víctima, desde su temprana edad.

El propio Zanel, ex funcionario municipal a quien se le acepto la renuncia en horas de la tarde del dia lunes 12 de diciembre en un medio radial señaló que desde su asunción al ser convocado por Braidot, debió enfrentarse a dos sucesos incómodos que lo obligaron a alejarse del ente municipal: “El primero de ellos, responde a una campaña difamatoria, mendaz, absurda, inexistente, donde se me trató de ensuciar, vinculándome a una supuesta intervención para que el juicio de Galaz se suspenda, y todo a partir de una foto donde se me ve en tribunales con el Senador Orfilio Marcón; un encuentro casual que ya expliqué muchas veces” explicó Zanel.

“Luego de ese hecho, amplía Zanel, me tomé vacaciones y a las dos semanas de haber vuelto a la municipalidad, una contratada municipal en un pasillo, me increpó a los gritos diciéndome que yo era un defensor de violadores. Me quedé shockeado, mudo, me di media vuelta y me fui a mi oficina, esa mañana que fue el lunes de la semana pasada yo no lo pude ver a Gonzalo, y recién le pude comunicar lo sucedido el martes de la semana pasada. El miércoles me convoca y me dice que era admisible lo que había ocurrido, que a esa persona no se le iba a renovar el contrato. Más allá de todo eso, el daño que yo sentí en mi interior fue irreparable, por lo injusto. A partir de ahí puse en la balanza y decidí priorizarme. Decido dar un paso al costado, muy triste, no me voy bien, me voy triste porque a mi me encantaba lo que yo hacía ahí adentro, pero me partió lo que me pasó, yo vengo de 20 años de litigar, yo sé de la confrontación, pero cuando te enfrentas al fanatismo que no le permite a las personas ser objetivas, yo contra eso ¿cómo me puedo defender?”, se preguntó Zanel.

Lo cierto es que Zanel en días de la pasada semana adelanto a varias integrantes de la secretaria de Género municipal que participaron en marchas defendiendo el caso de violación cuya víctima es Magalí Galaz, sobrina de Marcelo Galaz, que su contrato ni iba a ser renovado en los primeros días del año entrante y les sugirió buscarse otro trabajo. Integrantes de la secretaría preparaban una denuncia acusando a Zanel y al actual intendente de persecución ideológica, abuso de poder y de defender la delicada postura judicial que enfrenta Marcelo Galaz, tras un caso que corre el velo desnudando un doble discurso que se pronuncia públicamente en el ente municipal.

Comentários no Facebook