Avellaneda Y Su Decana Corte De Los Milagros. Un Barrio Come De La Basura

Algunos kilos de comida vertido en un basural a cielo abierto en inmediaciones de Barrio Don Pedro de la ciudad de Avellaneda, trágico ápice del poder factico y económico, alcanzo para reconstruir en pocos minutos una imagen barroca dantesca contrastando con un relato que pone en serio entredicho la administración de la cosa pública, distribución de riquezas sociales, consideración y sensibilidad de su administración munícipe. Tierra de dos SENADORES cuyo manejo presupuestario controlan cifras anuales que superan los $ 100.000.000 por cada dignidad legislativa desde, resulta de lo cual, es difícil explicar a decenas de vecinos acopiando alimentos en el triste basural de la progresía; el dinero del erario público está destinado solo financiar privilegios. Los pobres y desvalidos rompen el cerco de su ocultación al tiempo que su desnutrición ya no les permite hacer más huelgas con su propio hambre.

Comentários no Facebook