Colonia Urdaniz, Florencia. Mi Hijo De Dos Años Piso Una Yarará. Video de la Situación

Una familia que vive en Colonia Urbani, distrito Florencia, denunció el lamentable estado en el que vive su familia y las contingencias por la que está pasando tras haberse ingresado agua en su precaria vivienda. “Si no fuera por gente de Santa Fe, ayer domingo mis hijos no hubieran comido un pedazo de Pan. “La municipalidad de Florencia manda gente para sacar fotos, desaparecen para luego utilizar ese material pidiendo ayuda a Santa Fe. A nosotros jamás nos traen nada. Dormimos todos en el suelo. Mi hijito de dos años anoche piso una yarará que ingresó al rancho”, indicó Claudia Niz, mama de 5 hijos, tres de ellos discapacitados.

Seguramente el testimonio de Claudia Niz es solo referencial, auto referencial, sin embargo, considero, muestra de un botón que describe el traje entero. Desde hace días estamos recibiendo testimonios que en su recurrencia, todos hacen la misma y triste denuncia: Estamos inundados, vivimos en la miseria y nadie nos ayuda, nadie nos da una mano.

Claudia denuncia otra vil maniobra que es también una práctica que se aplica y se instruye en las miserabilidades humanas. Se registra el testimonio, se registra la situación con fotos tras visitas de funcionarios e incluso, asistentes sociales, luego se arma un expediente, se solicita ayuda de la provincia recibiendo víveres, colchones, alimentos, no obstante, esas familias jamás reciben nada. Terminan en manos de punteros políticos o se acopia para distribuir en la campaña que se avecina. Es decir, el padecimiento y sufrimiento de mucha gente sirve para financiar la campaña que se avecina.

Ante estos reclamos que se multiplican por doquier coincidentes en el manoseo y la vil utilización que se está haciendo de las necesidades, vecinos de Campo Hardy y El Rabón organizaron un corte de ruta que estaba previsto para el día de hoy. Informaron a la redacción de este medio que esperarán 48 horas conforme a la espera de que se cumplan con las promesas de ayuda que debe recibir familias que viven en la extrema pobreza y son solo visitados ante inclemencias climáticas o previo al domingo de campaña. El resto de sus vidas se arreglan con la soledad que Dios los trajo al mundo.

La familia de Claudia Niz fue asistida, luego de reclamos y amenazas por integrantes de Defensa Civil de Santa Fe, según su testimonio, que permitió que sus 5 hijos probaran un bocado de comida en el día. Tres de los cuales presentan serios problemas de salud que incluye notorias discapacidades de tres de ellos.

“Vino una asistente social de la municipalidad a sacar fotos, es lo único que siempre hacen, sacar fotos. Todos sabemos que la utilizan para pedir a Santa Fe y nosotros jamás recibimos nada. Ayer terminé echando a una de ellas. Es indignante que ante el hambre de tus hijos a los que no tenemos nada para darles de comer, te usen de esa manera tan vergonzosa. Todos dormimos en el suelo y anoche, uno de mis hijos piso una yarará. De milagros no fue mordido por la víbora. Así estamos”, sentenció Claudia.

Los testimonios se multiplican en cada familia que está pasando por el peor momento desde que comenzó a llover en todo el norte. Campo Hardy, Colonia Urbani y la propia Florencia está plagada de denuncias cuya coincidencia dejan al desnudo el modus operandi aplicado por el personal municipal que conduce Ruben Quaín.

DEJANOS TU COMENTARIO