Crimen de Fernando Báez Sosa: qué declararon los rugbiers liberados

Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, los rugbiers sobreseídos en la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, declararon hoy ante el tribunal de Dolores en el juicio oral que enfrentan sus ocho amigos, con quienes vacacionaban cuando perpetraron el brutal ataque.

La declaración de Juan Pedro Guarino

Según informó Fernando Tocho, presente en la sala del el Tribunal Oral en lo Criminal 1, al comienzo de la declaración, Fernando Burlando – abogado de la familia Báez Sosa – le preguntó a Guarino: “¿Cómo te enteraste del altercado?”, a lo que el joven respondió: “Por los medios”.

A su vez, Guarino negó haber hablado con los ocho rugbiers imputados sobre el crimen.

Al momento de repetir quiénes eran los involucrados en la pelea que tuvo lugar dentro del boliche Le Brique de Villa Gesell, Guarino señaló a Máximo Thomsen y (Matías) Benicelli.

Acto seguido, Burlando le preguntó a Guarino cuáles fueron los motivos por los que salieron del boliche: “No lo sé, solo vi un poco de altercado y vi que los sacaron de la pista. No se si sacaron a todos o si decidieron salir”, respondió y sostuvo que no vio el momento en el que los rugbiers salían de Le Brique.

“Salgo por decisión propia, no quiero quedarme solo, salgo y un poco más tarde que ellos. Salgo lo que tardé en ver que se los llevaban, salí por donde salían ellos, me fui yo”, insistió.

“Salgo y veo a mi izquierda que Luciano Pertossi se estaba peleando con otro chico, no sé quién era. Llego cuando Luciano ya no estaba peleando”, declaró Guarino.

Indicó que cruzó la calle para ver cómo estaba Pertossi: “Hay una parrilla enfrente y en diagonal, que tiene unos bancos, lo siento, le pregunto cómo estaba. Viene Ciro Pertossi luego y escucha gritos a su derecha enfrente, a lo que Luciano y Ciro Pertossi se levantan y se van. Imaginé que iban a pelearse de vuelta y no lo podía creer”, sostuvo Guarino en su declaración en el juicio.

«Veo a Thomsen y a un chico tirado en el piso. Después me entero quién era, me entero al otro día”, dijo sobre el crimen de Fernando Báez Sosa.

Regresando al momento del hecho, declaró: “Cuando veo eso no lo podía creer. Me enojó muchísimo y me fui”. La defensa remarcó a qué se refería con “eso” y Guarino amplió: «Vi a Máximo al lado de un chico tirado. Me imaginé que se estaban peleando y me fui, no vi a nadie más. Habia gente en el lugar y no podía creerlo. Ya cansado me fui. Porque habíamos ido de vacaciones a pasarla bien. Ellos ya se habían peleado en otras ocasiones. Yo había hablado con mi novia y mi mamá que si pasaba otra vez me volvía de las vacaciones».

Al ser consultado por Burlando sobre si vio otras agresiones de los acusados, Guarino declaró que sí y que no hubo diferencias entre la golpiza brutal a Fernando Báez Sosa y las anteriores.

Guarino declaró que no vio cuando lo golpeaban a Fernando. Indicó que no vio con quiénes discutían los rugbiers dentro del boliche Le Brique y que tampoco vio con quién se peleó Luciano Pertossi.

Al ser consultado por Burlando sobre cuál fue el panorama con el que se encontró, Guarino describió: «Es algo que no podía creer. Máximo al lado de alguien tirado en el piso. No se movía. No pude ver mucho, me imaginé que se estaban peleando, nunca me gustó, no lo podía creer, sentí vergüenza y me fui»

Noticia en desarrollo…

Comentários no Facebook