Desde Techint A Mercado Libre, La Lista De Grandes Empresas Que Redactaron En Su Beneficio El Decretazo De Milei

Cómo los popes de UIA hicieron la reforma laboral, la ganancia de Farmacity y las prepagas. La bajada de línea de AEA por la constitucionalidad y el desmonte de leyes del consumidor a la medida de Copal.

Marcos Galperín (Mercado Libre) y Paolo Rocca (Techint), dos puntales de la estrategia de desregulación y control económico.

La publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que hizo esta semana el presidente Javier Milei, al igual que los detalles del paquete de leyes que se debatirán en extraordinarias, expuso por primera vez los objetivos, beneficiarios y gestores de su modelo: la casta económica. El texto que elaboró Federico Sturzenegger, el ministro sin cartera, tiene participada a la pluma de grandes empresas y buena parte de los estudios de abogados que las representan, que tallaron fuerte en los puntos centrales de la reforma laboral.

En paralelo, con la destrucción de las leyes de control y sanción a la especulación con precios agranda los niveles de concentración económica en un escenario ultra inflacionario que quedó de la gestión de Sergio Massa y, a la vez, les da a los gigantes de la alimentación que impulsaron esos precios un poder de manipulación de márgenes de ganancias nunca visto. Como parte de pago por la desregulación y los negocios futuros, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) bajó línea en las gremiales empresarias y comandó el masivo apoyo a un DNU que vulnera la división de poder, luego de haber pasado años cuestionando lo que entendían embates contra la institucionalidad.

Juego de abogados

Una de las modificaciones más fuertes del DNU es la cuestión laboral, que regula y busca evitar los reclamos salariales, las asambleas y hasta va contra las indemnizaciones. Según supo este diario, en la redacción de esos puntos hicieron aportes los estudios Funes de Rioja & Brouchou y el estudio de expertos fiscales Lisicki & Litvin, casa de la que salió la actual titular de AFIP, Florencia Misrahi.

El primer estudio, el del titular de la Unión Industrial (UIA) Daniel Funes de Rioja, le prestó a Sturzenegger a Liban Kusa, quien colaboró además en cuestiones impositivas. Kusa sonó, también, para presidir el fisco. El estudio Funes & Brouchou apuesta por Milei hace un tiempo: fue de los pocos que compró una mesa nutrida en uno de los almuerzos del actual presidente en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp).

También metió mano en la cuestión laboral del DNU Julio Cordero, jefe de Legales de Techint y ex colaborador en temas laborales de la hoy minstra de Seguridad, Patricia Bullrich. Techint, junto a la automotríz japonesa Toyota, son además los beneficiarios directos de uno de los temas que se debatirán en Extraordinarias: el fin de los gravámenes por regalías de asistencia técnica.

En síntesis, la gran ganadora de la desregulación laboral es la mesa chica de la UIA, con Arcor, Techint y Ledesma al frente del barco. Esta última, la azucarera de los Blaquier, también logró que el DNU le desregule normas de abastecimiento del mercado interno.

Estos gigantes son los mismos que, junto a otros grandes como la cadena de supermercados La Anónima y la Mercado Libre de Galperín, comandan la AEA. Por medio de un comunicado, la entidad que preside simbólicamente Jaime Campos, avisó que elogia que «el gobierno se disponga a tomar medidas que permitan el más pleno desarrollo del sector privado, sometido por años a injerencias estatales indebidas, a controles de precios, a una elevadísima presión tributaria».

Los ceos lograron su propósito casi sin despeinarse, y se plegaron a esa línea de lectura la CAME, la Cámara Argentina de Comercio, IDEA y hasta la cámara estadounidense AMCHAM, que consideró que el DNU vuelve a hacer de Argentina «un país viable». El presidente de AMCHAM es Facundo Gómez Minujin, titular del JP Morgan, el banco que avisó que el modelo de Milei llevará a una inflación de 60 por ciento en dos meses y a un derrumbe de la actividad y los ingresos.

La UIA, en tanto, banca, pero atraviesa un debate interno. Mariano Genovesi, titular del Departamento de Legislación y Relaciones Parlamentarias de la central fabril y directivo de la cámara de laboratorios CILFA, es apoderado de la UCR y sostiene la línea de Martín Lousteau, contraria al DNU. Es una historia en desarrollo pero con muchas chances de que los popes les doblen la mano a los rebeldes. El lado B de la algarabía industrial es la realidad: hace unos días, en una reunión, diagnosticaron que se viene un derrumbe total de la actividad, reducción de jornadas horarias y se trabaja para evitar los telegramas rápidos. Los efectos de la libertad que proclama Milei.

Las S.A. y el acuerdo con Macri
Nadie entiende bien por qué el Estado debería regular la decisión de los clubes de fútbol de ser sociedades anónimas, pero ese punto apareció en el DNU de Javier Milei. Pero atrás hay una historia. Diferentes fuentes del PRO y La Libertad Avanza contaron a este diario que la privatización del fútbol fue uno de los primeros temas que unieron a Mauricio Macri con Milei. Es habitual que el ex presidente cite con poca seria constancia los temas deportivos, y así iniciaron un debate sobre el tema. «Mauricio se lo inculcó», aseguran.

El sábado previo al aplastante triunfo de Juan Román Riquelme en los comicios en Boca, Macri habló con Milei puntualmente del asunto, de la necesidad del ingreso a Boca de capitales extranjeros, sobre todo qataríes, que él mismo estaba gestionando. Unas horas después salió plasmado el detalle de las S.A. en el DNU.

En esa charla, Macri le avisó a Milei que no iría a votar al otro día en Boca, y le pidió al presidente qué sí asista, como un intento de golpe de efecto desesperado. El mismo sábado, Macri filtró esa versión con medios amigos. Milei fue a votar y días después admitió, en una entrevista, que sabía que la lista de Macri iba a perder. Se lo había dicho el propio Macri en las horas previas. El triunfo de Riquelme fue lo que evitó que Boca sea el primer experimento de envergadura de una privatización masiva.

Las alimenticias están de fiesta
El derribo masivo de las leyes de control y sanción de precios es un paquete a la medida de la Coordinadora de Productores de Alimentos (COPAL). Milei borró las Leyes de Abastecimiento, la de Góndolas y la del Observatorio de Precios. Lo curioso es que bastante antes de que saliera el DNU, Pablo Lavigne, el secretario de Comercio, les adelantó en una reunión privada a Funes de Rioja y al director de UIA, Diego Coatz, que cortarían todas esas leyes. «El mayor logro de este gobierno es la liberación total de los precios», dijo en otro encuentro con proveedores el director de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, que fue funcionario con Macri y antes, por esas paradojas del destino, actuó como titular de una ONG de defensa de usuarios.

En la misma línea, con la caída de la Ley de Góndolas, impulsada por Massa y Carrió, Milei empodera a los grandes supermercados. Cortando la obligatoriedad de tener pymes en las góndolas, los híper podrán volver a negociar precios más bajos a cambio de lugar en las góndolas. Eso derivará en precios más altos al consumidor y la desaparición de abastecimiento de segundas y terceras marcas más económicas.

Desde que Milei dio esta señal, los precios en los híper subieron entre 50 y 100 por ciento, y desaparecieron productos: como saben que el gobierno hará otra devaluación en enero o febrero, los productores de harina y aceite no entregan en volúmen y las góndolas están vacías. Los proveedores de papel, como Papelera del Plata, están en esa misma línea.

Prepagas y naftas, los más duros
En los focus group que tienen en los equipos de Milei, la decisión de liberar los precios de la medicina prepaga rankea como la más negativa, por lejos. El sector, altamente concentrado, afecta directamente a sectores medios, medios altos y trabajadores.

Sólo 48 horas después del DNU, Swiss Medical, Osde y Omint, entre otras, enviaron facturas con aumentos del 40 por ciento, aún a sabiendas de que el DNU no está vigente. Pero el impacto será mayor: los técnicos entienden que será ese el primero de dos subas que se darán en enero y febrero, y que alcanzarán un total de 80 por ciento de alza. Dato de color, o no tanto: Milei designó a Miguel Blanco, director de Swiss Medical e IDEA, como Síndico General de la Nación.

Naftas es el otro rubro que golpeará a los sectores medios. A diferencia de lo que espera Milei, la decisión de YPF, Shell y Axion fue seguir moviéndose cartelizadas en las subas. El sector petrolero aumentó los precios 70 por ciento en quince días ni bien Milei dio la voz de largada, y ahora avisan que están atrasados en un 40 por ciento. Tanto Prepagas como combustibles funcionaron con cartelización perfecta ni bien Milei les dio vía libre. En el gobierno alguno suponía lo contrario, que hubiera competencia de precios. Una ficción.

Farmacity y Galperín

Otros dos grandes beneficiados del DNU son el gigante Farmacity y Mercado Libre. La modificación de la ley 17.565, que reglamenta el funcionamiento de las farmacias, le permite a Farmacity penetrar en la provincia de Buenos Aires y extenderse sin límites, quebrando a farmacias pequeñas. En paralelo, se permite que todas las farmacias sean una S.A. y que se vendan remedios sin control en cualquier lugar. En Estados Unidos, eso generó una crisis sanitaria absoluta, últimamente visible con la adicción al fentanilo. Farmacity es propiedad del grupo Pegasus. Su dueño es Mario Quintana, ex vicejefe de Gabinete de Macri que, por pedido de Carrió, habría vendido su participación accionaria en Farmacity.

Por otra parte, no es gratis el apoyo que Galperín le dio a la campaña de Milei y cómo milita hoy el plan de ajuste. Macri intentó en su gobierno darles a las billeteras virtuales el mismo estatus que a los bancos. El gobierno de Alberto Fernández cortó con esa posibilidad, pero el DNU de Milei vuelve al primer momento y le da a Mercado Pago la chance de que se depositen y cobren salarios a través de su plataforma. Y no sólo eso, le habilita el DNU la posibilidad de que esas plataformas expidan tarjetas de crédito.