Día de los Reyes Magos: ¿por qué se celebra el 6 de enero y cuál es su origen?

La historia detrás de esta fecha que cierra este viernes el calendario de festividades y en la que los chicos esperan regalos

El origen del Día de los Reyes Magos puede encontrarse en el Evangelio de Mateo.

Este viernes se celebra el Día de los Reyes Magos es la última fecha del calendario de festividades de verano, después de Navidad y Año Nuevo. Según la tradición, la noche del 5 de enero los chicos tienen que dejar agua y pasto en recipientes al lado de sus zapatos, y esperar encontrar regalos en ese mismo lugar en la mañana del 6 de enero.

Esto se debe a que, según la leyenda, Melchor, Gaspar y Baltasar viajan durante la madrugada para visitar a niños y niñas de todo el mundo y alegrarlos con juguetes de todo tipo. Pero, ¿cuál es el origen del Día de los Reyes Magos y por qué se celebra el 6 de enero?

¿Cuál es el origen del Día de los Reyes Magos?

El Día de los Reyes Magos es una celebración incluida en el calendario de la Iglesia Católica que se basa en la historia relatada en el Evangelio de San Mateo, del Nuevo Testamento, cuando Jesús, recién nacido, fue visitado por magos del Oriente en Belén de Judea. Allí, se comenta que los magos siguieron a una estrella que los ayudó a encontrar al futuro rey de los judíos y de Israel, bajo las órdenes del Rey Herodes.

Los tres Reyes Magos le dieron a Jesús regalos, oro, incienso y mirra.

El monarca quería asegurar su poder en el trono y eliminar a cualquiera que pudiera amenazar su reinado. Pero los magos, al llegar y ver al niño Jesús recién nacido junto a la Virgen María y San José, lo adoraron y le ofrecieron regalos (oro, incienso y mirra). Esto es lo que da origen al Día de los Reyes Magos.

Luego, según el evangelio, recibieron en sus sueños la advertencia de no volver con el monarca, y mantuvieron en secreto su paradero. Regresaron a sus tierras por un camino diferente. Y María y José se dirigieron con Jesús a Egipto. Entonces, al no poder encontrar al niño, la furia del Rey Herodes fue inmensa, y ordenó la matanza de todos los niños menores de 2 años de Belén de Judea. Esto es lo que ha dado origen también al Día de los Inocentes (en referencia a los niños inocentes asesinados), que se celebra el 28 de diciembre. Cabe señalar que, de cualquier manera, esta festividad no coincide con el orden cronológico en el que se habrían sucedido los hechos, según el Evangelio de Mateo.

¿Qué dice la Biblia sobre los Reyes Magos?

El único lugar de la Biblia donde se menciona la historia que da origen al Día de los Reyes Magos es en el Evangelio de Mateo. Allí, en el versículo 2, dice: “Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén y preguntaron: ‘¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo’. Al enterarse, el rey Herodes quedó desconcertado y con él toda Jerusalén. Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías. ‘En Belén de Judea, –le respondieron–, porque así está escrito por el Profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi pueblo, Israel’.

Los Reyes Magos en el mosaico de San Apollinaire Nuovo, en Rávena, Italia, elaborado en el siglo VI .

“Herodes mandó llamar secretamente a los magos y después de averiguar con precisión la fecha en que había aparecido la estrella, los envió a Belén, diciéndoles: ‘Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje’. Después de oír al rey, ellos partieron”, dice el texto sagrado, y continúa: “La estrella que habían visto en Oriente los precedía, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño. Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría, y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones, oro, incienso y mirra. Y como recibieron en sueños la advertencia de no regresar al palacio de Herodes, volvieron a su tierra por otro camino”.

¿Por qué se llaman Reyes Magos?

Como vemos, el Evangelio de Mateo no dice nada acerca de unos “reyes”. Solo hace mención a los “magos de Oriente”. Esto no se refiere a personas con capacidad de hacer magia o hechiceros, sino a estudiosos de distintas temáticas, como puede ser el comportamiento de las estrellas en el cielo. A estas personas se las denominaba “magos”.

Asimismo, el texto sagrado tampoco dice cuántos eran los magos que visitaron a Jesús, ni sus nombres, ni de dónde proveían. Sin embargo, la tradición popular se encargó de rescatar algunos indicios que quedaron en otros documentos históricos. Por ejemplo, los nombres de los reyes aparecieron por primera vez en el mosaico de San Apollinaire Nuovo en Rávena, Italia. Allí se especifica que quienes visitaron a Jesús y le hicieron ofrendas fueron Gaspar, Melchor y Baltasar.

Por otra parte, hay otro documento que echa luz sobre el origen de cada uno de ellos, y sobre su categoría de “reyes”. Según señala el “Liber Pontificalis”, la compilación de las reseñas biográficas de los primeros papas, Melchor es el Rey de Persia, Baltasar es el Rey de la India y Gaspar es el Rey de Arabia.

En este día, niños y niñas esperan encontrar regalos a la mañana, al lado de sus zapatos y del agua y el pasto que dejan la noche anterior para los Reyes Magos.

¿Por qué se celebra el 6 de enero?

Si bien el Evangelio de Mateo no especifica ninguna fecha en particular, el 6 de enero corresponde a una de las tres epifanías relatadas en la Biblia, que hacen referencia a las primeras apariciones de Jesús en público. Se cree, además, que se eligió este día debido a que, en el pasado, otros cultos y tradiciones paganas celebraban a sus propios dioses en esta fecha, como en Grecia a Dionisio y en Alejandría a Aion o Eón.

Comentários no Facebook