El Aislamiento Social Es Una Obligación

El gobernador dispuso un fondo de 6000 millones para la emergencia. Convocó a denunciar a quienes incumplen la cuarentena y sentó a Javkin en la misma mesa. En la noche de ayer se confirmaron cuatro casos de coronavirus en la provincia de Santa Fe: a los dos ya reportados de Rosario, se sumó una mujer de 40 años de Rafaela, que llegó desde Estados Unidos y Canadá y estaba cumpliendo con el aislamiento; como así también un joven de 24 años de Santa Fe, que había llegado de Brasil. Los dos de Rosario se encuentran en buena evolución clínica y cumpliendo el aislamiento ambulatorio. En Rosario hay 25 casos sospechosos, de los 56 que están aún en estudio, mientras otros 52 fueron descartados. En la conferencia de prensa que brindó ayer en Rosario, el gobernador Omar Perotti anunció la creación de un fondo de emergencia de 6000 millones de pesos, al tiempo que convocó a la ciudadanía a denunciar el incumplimiento de la cuarentena obligatoria. «No es un momento para decisiones simpáticas. Esa actitud nos está cuidando a todos», dijo, al considerar que «esta guerra es tan difícil que el enemigo está viajando con nosotros. Nos dinamitamos si salimos afuera». Por eso, subrayó que el cumplimiento del aislamiento social «no es una solicitud, es una obligación» (ver aparte). El mandatario sentó en la misma mesa al intendente Pablo Javkin, que anunció la suspensión de la calle recreativa y del sistema de bicicletas públicas.

Teléfonos a la mano de quien necesite ayuda | Atención a víctimas de violencia de género en aislamiento social

«Estamos viviendo algo que nunca vivimos, pero toda nuestra vida va a estar marcada por lo que hagamos en éste tiempo. Es un desafío colectivo, de todos, donde todos dependemos del que tenemos al lado y por eso exigimos la mayor responsabilidad y cumplir con la regla de quedarnos en nuestras casas. Lo vamos a reforzar todo el tiempo, esa es la prioridad para ‘aplanar’ la curva y poder atender en el sistema sanitario la situación que se presente. confío en que saquemos lo mejor de nosotros, hablemos con el de al lado, cuidemos a nuestros mayores, por las vías digitales, pero adentro de casa. Si lo hacemos bien los vamos a recordar toda la vida». Con esa exhortación, el Intendente Pablo Javkin cerró ayer la tercera reunión del Consejo de gestión de Riesgo que preside y que junto al Secretario de Salud Leonardo Caruana sirvió par actualizar la estrategia municipal. A su turno Caruana, confirmó que el CEMAR está en condiciones de realizar los testeos, no bien el gobierno nacional disponga la remisión de los reactivos, algo que esperan tener para la semana que se inicia. Otro tanto podría ocurrir con uno de los hospitales públicos de la capital provincial, con lo cual serían dos los efectores provinciales que estarían en condiciones de diagnosticar y acelerar –en caso de ser necesario– el combate contra el virus.

Se confirmó que el miércoles se completará a través de una compra por un monto de licitación de 10 millones de pesos los insumos necesarios para garantizar los servicios y el equipamiento necesario para los trabajadores de la salud, lo mismo que la fabricación en el LEM (laboratorio de especialidades medicinales) de alcohol en gel para proveer inclusive a los efectores de toda la provincia, y para otras áreas del municipio que por protocolo de seguridad requieran estar provistas. Al vez, Caruana anunció que durante esta semana se llevará a cabo en el Distrito Centro una colecta de sangre para aumentar lo que definió como «un insumo que hoy aparece crítico en la mayoría de los servicios de salud». Remarcó a la vez la importancia de mantener las medidas de distanciamiento social y cuarentena «como un elemento que hace posible una organización diferente del sistema sanitario» dijo el Secretario. Luego Javkin ratificó la suspensión de la «calle recreativa», el sistema de bicicletas públicas, y convocó a «quienes trabajan en el municipio y tienen formación en salud» así como a «reforzar la atención de las personas en situación de calle», al tiempo que anunció que «todos los vehículos, espacios físicos y recursos, serán afectados a las necesidades de salud y defensa civil», destacó el Intendente que estableció un «sistema de kits sanitarios y de refuerzo alimentario para comedores».

Los dos primeros días de la cuarentena se cumplieron con relativo acatamiento. Podría decirse que ayer mejor que el primer día y en eso están cifradas las expectativas para combatir con éxito la pandemia. Para eso no solo se apela a la conciencia colectiva –elemento decisivo– sino también al control policial y de las fuerzas de seguridad.. En ese sentido, el ministro del área, Marcelo Sain remitió un mensaje claro y preciso a las fuerzas policiales para que hagan el trabajo con toda la fuerza que les otorga la ley, dentro del marco del Estado de Derecho, y «aprovechen la oportunidad » para reconciliarse con la ciudadanía. Recomendó hacer publico y visibles los procedimientos ya que «el objetivo no es la privación de la libertad sino general conciencia a través de la ejemplaridad», decía el mensaje grabado para los Jefes de unidades.

Las directivas del ministro reflejan la preocupación del gobierno provincial por la laxitud de algunos jefes comunales –cosa que no ocurre en Rosario, más allá de la ponderación del funcionario– en la aplicación de los protocolos de distanciamiento, y también la postura de Perotti quien en el encuentro con el Presidente y su colegas de otras provincias en Olivos, llegó con la idea de que podrían participar las Fuerzas Armadas en las tareas de control de cumplimiento de la veda para no debilitar las estructuras policiales de las provincias, por ejemplo en el control limítrofe de los estados.

De momento, esa alternativa fue desechada, pero el Presidente decidió distinguir a Perotti a la hora de montar el escenario de los anuncios de la cuarentena ubicándolo a su derecha junto al Jefe de Gobierno de CABA, Horacio Larreta, mientras que a la izquierda lo flanqueaban el gobernador de Buenos Aires, Axel KIcillof y a su lado el mandatario Jujeño Gerardo Morales. La medidas de control que Perotti demandaba se llevan a cabo en el territorio provincial, especialmente en Rosario, donde la detención de empresarios, profesionales de salud y otras personas ha generado un fuerte reacción. Consultado el fiscal a cargo de la unidad especial creada al efecto, Gustavo Ponce Asad (ver nota aparte) el fiscal sostuvo que «se va a actuar con todo el peso de la ley, no importa de quién se trate». El perfil de algunos de los irresponsables que fueron capturados obligaría a un castigo ejemplar, sin atenuantes. Cabe destacar, como también dijo el fiscal, que los procedimientos son públicos, lo mismo que la información, y que la publicación de los nombres está dada por el criterio editorial y no por otra cosa. En ese sentido, Rosario/12 . cumpliendo con las reglas básicas de la ética periodística, corrobora los datos en la fuente oficial y publica la información, que en muchos caso es diferente a las cadenas de whatsapp o de las redes que propician «linchamientos mediáticos» y son utilizadas en más de una oportunidad para «ajustar cuentas» sin apego a la verdad y con un oportunismo tan despreciable como la conducta de los infractores.

Un párrafo aparte merece la dirigencia política, que en la ciudad de Rosario dispuso cerrar filas detrás de las conducción de Javkin de la situación, del mismo modo que lo hicieron los líderes parlamentarios nacionales con Alberto Fernández. «Nosotros somos sus oficiales, usted es el comandante» dijo Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en el Congreso, en un gesto inequívoco y acorde a la situación que se esta viviendo. Lamentablemente, a nivel provincial, no se han visto gestos de esa naturaleza, y los diferentes sectores de la oposición parecen acompañar con el silencio. Sin embargo, la situación demanda dejar de lado las especulaciones o intentar mostrarse como benefactores cuando lo que esta pasando, y sobre todo lo que va a pasar, exige estar al pie del cañón y sin retaceos para respaldar la política oficial.

«Las plagas, en efecto, son una cosa común. Pero es difícil creer en las plagas cuando las ve uno caer sobre su cabeza. Ha habido en el mundo tantas pestes como guerras y sin embargo, pestes y guerras toman a las gentes siempre desprevenidas», escribió Albert Camus hace más de 70 años. La situación que vive el mundo, y en particular Latinoamérica y la Argentina, no alcanzan para refutar al gran escritor franco-argelino, pero si para establecer cómo la presencia del Estado se hace notar, sobre todo cuando la «mano del mercado» se vuelve más invisible que nunca.

DEJANOS TU COMENTARIO