El Fallo Contra Raffin Quedó En Firme: Aún No Se Calcula El Monto Indemnizatorio

Ante un hecho de violencia y premeditado que ocurrió en el año 1999 en el que fue cobardemente agredido el periodista Oscar “Toti” Alfredo Díaz mientras informaba para un medio local – Reconquista – tomado por los hermanos Raffín como una provocación a la que respondieron con golpes de puños, patadas, aun incluso, cuando Días se encontraba en el suelo superado por la fuerza patoteril de los hermanos en cuestión. 23 años después la justicia determina en foro civil que Los Hermanos Gustavo y Carlos Raffin deben pagar una cifra establecida en $ 250.000 cuyo monto está fijado en valores históricos deberá ser actualizado tras aplicar una nomenclatura jurídica contable.

Luego de 23 años, una justicia lenta y hasta olvidadiza sentenció a los hermanos Raffin a pagar una cifra cuyo valor impuesto es histórica – $ 250.000 -. Es decir, la cifra es mutable y sufrirá la aplicación de los valores inflacionarios acumulativos que graban 23 años, costas judiciales, renta presunta, etc. con lo que se presupone el valor indemnizable a pagar será el resultado que se inflará tras varias multiplicaciones y complejidades resultantes de una nomenclatura jurídica contable que el sistema prevé.

El hecho violento ocurrido en el año 1999 en plena calle mientras el periodista Oscar “Toti” Alfredo Díaz cumplía en informar a un medio radial local – Reconquista – sobre decomisos de equipos transmisores de FM – Frecuencia Modulada – que el ente regulador de la época sustraía a un medio radial por considerar que la emisora no acreditaba los permisos y habilitaciones exigibles por el estado. En esas circunstancias los hermanos Raffin rodearon a Díaz seguido de golpes de puño siendo reducido en el piso donde el encarnizamiento de violencia siguió con patadas en el cuerpo mientras Díaz intentaba proteger su cabeza y torso con sus brazos y piernas. Fue hecha la denuncia correspondiente, acto que siguió en un juicio Civil y Penal albergado en el viejo sistema judicial. Las concesiones judiciales al periodista Raffin logró que el juicio Penal proscribiera, sin embargo y por alguna razón que se desconoce, le juicio Civil siguió su curso y luego de 23 años, al cabo de las fronteras de la memoria, se pronunció en favor del periodista “Toti” Díaz quedando la sentencia en firme en los últimos días del años caducado. Por lo que no resulta llamativo que la sentencia la firmaran jueces de distrito capitalino de la provincia. El monto establecido en la sentencia sobre el cual se calcula la resultante de la aplicación de una nomenclatura jurídica contable es de $ 250.000.

Se aguarda que la justicia ordinaria ponga fecha límite a la liquidación de los montos sobre los cuales, hasta el momento se ignora con precisión la cifra definitiva que el periodista Gustavo Raffin deberá abonar en concepto indemnizatorio ante la ofensa y violencia contra Díaz propinada hace ya 23 años que obtuvo sentencia definitiva, hecho, que no era recordado en el colectivo social.

Comentários no Facebook