El Norte Y Sus Pobrezas. La Rebelión En La Granja Y La Casta Política

…por Huber Cracogna

Si algo rentó al discurso de Milei fue su recurrente denuncia orientada hacia la llamada CASTA política. Aunque la Argentina está signada y pletórica de Castas, tal vez la política es la menos costosa, la mas maltratada y desde ahí, algunas respuestas se logran. Al menos, a esta mentada CASTA se la elige y su poder tiene caducidad. La CASTA empresarial y jurídica, son eternun y hereditaria. Se llevan del PBI 100 veces más, aunque nunca están bajos los objetivos analíticos y denuncias mediáticas.

Sin embargo, y el rol que le cabe a funcionarios ejecutivos y parlamentarios en el presente contexto, sin dudas, que se les insufla el peor de los adjetivos; han fracasado y de manera rotunda. A la falta de políticas activas enarbolando dobles discursos, la mentada casta se preocupó solo por acomodar punteros y familiares, cuando no amigos y entenados. Aunque Milei no conoce el norte provincial, los feudos construidos y establecido por décadas en varios departamentos norteños, bien les cabe el apelativo. Los limites llega, mas temprano que tarde. Los miedos caen, mas temprano que tarde.

Dos comunas del norte provincial ubicada en un solo departamento – Vera – decidieron patear el tablero condenando a voltear a presidente comunales que, sin mucho apoyo social, ganaban campañas electorales y se consagran en sus cargos políticos. Ni el tiempo ni el presupuesto que controlan y controlaban se ajusta a las respuestas que sus respectivas gestiones pueden mostrar. Mini feudos bendecidos por pirámides de FEUDOS que, ante los hechos revelados, solo responden con amenazas monumentalmente estúpidas: Intervención.

“No se respeta la voluntad popular”. Y nace la pregunta que emerge de la indignación que se revuelca en la pobreza, atraso, miseria y falta de respeto social cuyo grito se desprenden de décadas de dilación y abandono: ¿Alguna vez se respetó la voluntad popular? Voluntad popular que se custodia solo cuidando estructuras de poder y negocios financiado con plata del pueblo. El pueblo y sus necesidades no son prioridad.

Los axiomas ya no alcanzan ni las frases políticamente correctas no ilustran ni visten los trajes. La gente se hartó y la rebelión social comenzó a dar sus primeros pasos.

El senador Sosa – Departamento Vera – fue consagrado como vicepresidente de la cámara senatorial y aristocrática de la provincia que, junto con el senador por el departamento 9 de julio – Raúl Gramajo – custodian un vergonzoso feudo. El miedo ha mantenido bocas cerradas, sin embargo, carencia, postergaciones e históricas bronca sellan la suerte de los intocables e impunes.

La granja se revela. Gente humilde, cuasi analfabeta y desconocedora de sus derechos, decidió patear los tableros y sus estructuras. O responden con políticas y soluciones o, advertirán que los miedos ya no aleccionan ni limitan cercos de pavor y sojuzgamientos.