En La Justicia Laboral Esperan Más Juicios En 2019 Por Los Despidos

La jueza Susana Perkins indicó que este año no varió el promedio de ingreso de demandas, en relación a años anteriores, pero considera que el año próximo se notará, a raíz de las expulsiones masivas de personal en empresas.

En la Justicia Laboral estiman que el año que empieza mañana sumará juicios por la cantidad de despidos que hubo en el Gran Rosario, en 2018. La jueza en lo Laboral N° 1, Susana Perkins, indicó que este año no varió el promedio de ingreso de causas, en relación con años anteriores, pero sí advirtió que «con la profundización de la crisis», 2019 será un año clave en materia de juicios de trabajo. «Hoy en día, los conflictos laborales tienen mayor masividad, porque son de a 40, 100 o 200 trabajadores», advirtió la magistrada. «La crisis golpea muchísimo a las y los empleados y a las pequeñas y medianas empresas con las tarifas, el aumento de combustible y demás. No se puede poner la responsabilidad de esta situación en cabeza del derecho de los trabajadores. No hay consumo interno y el poder adquisitivo bajó notablemente por el modelo económico imperante», analizó. En ese sentido, comparó el momento del país con los años ’90 y advirtió que «se sale con un gobierno que priorice a la gente».

El colapso en el fuero laboral es un dato casi histórico. En los últimos años se sumó un solo juzgado y ahora se intenta reforzar con una reforma que apunta a una instancia de conciliación laboral. Las causas que llegan de promedio anual son alrededor de 22 mil. En tanto, cada uno de los 10 jueces y juezas laborales tiene en trámite unas 10 mil expedientes. Perkins indicó que hasta principios de diciembre, en su juzgado, habían ingresado 2034 demandas; y que ese es el número aproximado en los despachos de sus colegas. «No hubo un incremento masivo de presentaciones. Si tomamos la cantidad de despidos que hay a diario, podemos advertir que no se están traduciendo todavía en el inicio de causas en Tribunales», señaló. Pero aclaró que en general «cuando un trabajador es despedido, primero trata de iniciar acciones en el Ministerio de Trabajo, en sus gremios y cuando todo eso fracasa, la última instancia es la Justicia».

En ese sentido, la magistrada expresó que «hay muchas empresas que están despidiendo con el formato de retiros voluntarios u otros, y la gente los acepta porque necesita el dinero y porque al estar quedándose sin trabajo esa es una salida», lamentó.

Al analizar el momento financiero y laboral del país planteó que desde que está en el fuero laboral -en diferentes cargos-, hace 33 años, vio al menos una situación similar a la de estos días. «Se parece mucho a los años ’90, cuando había una crisis terrible, y por aquellos años, como ahora, la litigiosidad bajó aunque los despachos tendrían que haber estallado de causas, porque los que tenían trabajo no se animaban a venir al Tribunal por incumplimientos o reclamos. Hoy, las personas que todavía tienen trabajo están en una situación muy similar», lamentó. «A la gente joven le está costando horrores tener su primer empleo y con la opción de estirar la edad jubilatoria, menos posibilidades tendrán. Los jóvenes son los que deben empezar a formarse y tener una vida independiente, pero no lo están pudiendo hacer», aseguró.

Para la jueza, situaciones como la actual «se logran recuperar con un modelo económico y político diferente; un modelo que priorice a los trabajadores, a la gente; como se logró recuperar luego del 2001», recordó.

Con respecto al tipo de causas que llegan a los juzgados, señaló: «Seguimos teniendo el mismo número, con un 60% de causas por expedientes de cobro de pesos en la materia y eso también se mantiene». Además, indicó que hay muchos problemas de registración laboral. «En un porcentaje altísimo no hay registración y si hay, es defectuosa», dijo sobre lo que sucede por ejemplo en rubros como el de gastronómicos, comercio y vigilancia, entre otros.

Para Perkins está claro que en 2019 habrá un incremento de causas. «El año que viene se va a notar, porque los trámites previos llevan un tiempo», dijo por este año y el anterior. En ese sentido, se manifestó consciente de que en el Ministerio Trabajo se iniciaron gran cantidad de expedientes, y que eso será lo que repercutirá en la Justicia.

Colapso y paliativos

En el último año, el Poder Judicial asignó un secretario más a cada juzgado laboral, para la toma de audiencias. «Eso ayudó a agilizar un poco más los trámites. Se realizan unas 10 audiencias por día por cada tipo de trámite». De todos modos,en el fuero consideran que sigue faltando personal y jueces y que «la estructura sigue siendo muy pequeña». Además, apuntaron a que «el proceso lleva pasos que se deben cumplir».

Sobre la resolución de los expedientes, Perkins indicó que se vienen incrementando «lo más humanamente posible»; y detalló: «Estamos sacando un promedio de 25 sentencias por mes, pero todo depende de la complejidad de los expedientes, porque con las nuevas tecnologías hay mucha prueba informática y digital que antes no existía y que también demora los procesos, porque hay que oficiar a las empresas».

Acerca de la diferencia con otras jurisdicciones de la provincia, recordó que Rosario es una zona grande en cuanto a lo industrial y comercial, mientras que «en Santa Fe prima el empleo público», por lo que la cantidad de causas es menor. Otra jurisdicción con fuerte ingreso de expedientes es la de San Lorenzo, donde se ubica el cordón industrial, que también sufrió los despidos.

Sobre la nueva instancia de conciliación, para las que se debe iniciar el proceso de concurso, la jueza recordó que el reclamo del fuero siempre fue el de creación de más juzgados y que la propuesta del Ejecutivo aparece como «un paliativo», y «no está mal, como paliativo». Sin embargo, aseguró que la cantidad de causas, más las que esperan para el año que viene por la crisis, «también hará colapsar aquella alternativa».

Comentários no Facebook