En Menos De Dos Días Hubo Cuatro Crímenes

La seguidilla de homicidios comenzó el jueves por la tarde y continuó hasta la madrugada del sábado. Dos fueron en la ciudad y dos en Sauce Viejo. El jueves antes de las 19, dos sujetos armados ingresaron a un local comercial ubicado en el barrio San Cayetano de la ciudad de Sauce Viejo y asesinaron de un balazo en el cuello al dueño, identificado como José Luis Pérez, de 31 años. El hombre fue trasladado por su mujer hasta el Samco de Santo Tomé, pero al llegar los médicos confirmaron su fallecimiento.

Ese fue el inicio de una seguidilla sangrienta que se cobró cuatro vidas en menos de 48 horas. A pesar de la intervención de la Unidad Regional I dispuesta hace casi tres semanas por el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, el departamento La Capital no puede recobrar la calma perdida hace mucho tiempo. Pero en los últimos tiempos la situación parece haberse salido de todo control y lo sucedido entre la tarde del jueves y la madrugada de este sábado es solo una muestra.

El viernes pasadas las 16 en calle Boneo al 5600 del barrio Cabal en el oeste de la ciudad de Santa Fe, emboscaron y asesinaron con 11 balazos a un hombre que fue identificado como Roque Díaz de 33 años. Conforme al testimonio de los lugareños de la zona, los autores de los disparos asesinos fueron dos desconocidos que luego escaparon de la zona.

Pero en la madrugada de este sábado se vivieron otros dos hechos de sangre. Antes de la 1.30 de la madrugada, en la zona de bañados cuyo paraje es El Chiji, en la localidad de Sauce Viejo, asesinaron con un balazo en la cabeza a un muchacho identificado como Fernando Gutiérrez, de 21 años. Policías de Orden Público y de Cuerpos junto a pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) rastrillaron todo el sector y buscan a un tal Bam Bam, amigo de la víctima, como presunto autor del asesinato.

Minutos después, antes de las dos de la madrugada, falleció en el hospital Mira y López de la capital santafesina, Sebastián Alberto Pelozo, de 25 años. La causa es que fue impactado con perdigonadas de municiones de plomo de cartucho de escopeta a corta distancia, tanto en el rostro y como en la axila izquierda. Policías capitalinos de la 5° Inspectoría Zonal como de la Subcomisaría 14°, llegaron a Arenales 10300, dialogaron con los familiares de la víctima, e iniciaron profundos rastrillajes en todos los barrios del norte capitalino, buscando a dos hermanos, que serían los autores del crimen.

DEJANOS TU COMENTARIO