Expulsaron del país al narco colombiano que estaba detenido en el aeropuerto de Ezeiza

Ignacio Álvarez Meyendorff tiene un extenso prontuario vinculado al narcotráfico y Migraciones había impedido su ingreso a Argentina.

Ignacio Álvarez Meyendorff, el narcotraficante colombiano que estaba detenido en el aeropuerto de Ezeiza, abandonó el país esta madrugada en un vuelo con destino a Colombia. La Dirección Nacional de Migraciones, a cargo de Florencia Carignano, había impedido su ingreso.

Álvarez Meyendorff había arribado al Aeropuerto Internacional de Ezeiza procedente de Colombia el 23 de diciembre y desde entonces Migraciones impedía su ingreso al país, reafirmando el compromiso del organismo con la lucha contra el narcotráfico y los delitos complejos.

El narcotraficante había estado radicado en el país entre los años 2005 y 2013. En 2011 fue detenido por requerimiento de la justicia de los Estados Unidos cuando regresaba al país en un vuelo procedente de Tahití.

En aquel entonces fue detenido en el marco de una investigación por tráfico de ocho toneladas de cocaína en submarinos. Acusado de ser financista de una organización narco, dos años más tarde fue extraditado a los Estados Unidos donde estuvo preso desde entonces hasta hace poco, cuando fue liberado tras cumplir su condena. Así Álvarez Meyendorff decidió regresar a la Argentina.

Sin embargo, la Dirección Nacional de Migraciones había cancelado la residencia de Meyendorff y dictado su expulsión con prohibición de reingreso a Argentina, pero las autoridades debían aguardar por un fallo judicial para concretar la salida del narcotraficante.

El abogado del capo narco es Juan José Ribelli – ex policía bonaerense que estuvo detenido más de 8 años en el marco de la causa AMIA -, quien apeló la cancelación y presentó un recurso de habeas corpus que cayó en el juzgado de Federico Villena.

Ignacio Álvarez Meyendorff.

El juez lo rechazó impidiendo una vez más el ingreso de Álvarez Meyendorff, sin embargo el abogado volvió a apelar y la causa pasó a la Sala 1 de la Cámara Federal de La Plata.

Entre las artimañas que utilizó Ribelli para forzar el ingreso del narcotraficante, reveló a las autoridades aeroportuarias que su cliente padece de una afección en su salud asociada a diabetes.

Migraciones gestionó dos pericias médicas que descartaron la situación denunciada por el abogado.

Finalmente, la salida de Álvarez Meyendorff se dio después de que la Sala 1 de la Justicia Federal de La Plata fallara en el mismo sentido que la justicia de primera instancia, ambos convalidando el criterio del organismo migratorio.

Las operaciones narco de Álvarez Meyendorff en Argentina

En Argentina, Álvarez Meyendorff estuvo vinculado a la causa de drogas conocida como Luis XV, iniciada tras el secuestro de 280 kilos de cocaína en muebles antiguos. En noviembre de 2019 el juez Nelson Jarazo, del Tribunal Oral Federal en lo criminal N°2 de La Plata condenó a 23 de los 27 imputados -entre ellos familiares de Álvarez- por el lavado de más de 5 millones de dólares.

Las personas involucradas fueron acusadas de lavar dinero proveniente del mercado de las drogas ilícitas a través de la creación de empresas, compra de campos, ganado, autos y propiedades en torres de lujo en Buenos Aires y barrios cerrados exclusivos, como Nordelta (Tigre) y Abril (Berazategui). Entre la veintena de condenados se incluyó a la esposa, a la madre, a dos hijos, dos nueras, un hermano un primo y un sobrino de Álvarez Meyendorff.

Todos recibieron penas de cinco años, excepto Sebastián y Mauricio Alvarez Sarría, ambos hijos del capo narco, quienes se llevaron la pena más alta: siete años de prisión efectiva y una multa equivalente a tres veces el valor de lo que lavaron. El procesamiento por lavado de activos le implicó a toda la familia un embargo de sus bienes estimado en 920 millones de pesos.

Comentários no Facebook