Falleció Un Niño De Un Año Por Un Cuadro De Deshidratación Severa

La novedad fue dada a conocer por un dirigente wichí. “Llegué a la casa y el fuego estaba apagado hace rato. Le pregunté si habían comido y me dijeron que no”. Esto dijo el representante de la Asociación Indígena de la República Argentina (AIRA), Modesto Rojas. La familia Basualdo quien perdió a su integrante más pequeño, vive en la comunidad wichí La Mora 1. La colectividad está ubicada a cuatro kilómetros de la ciudad de Tartagal, cabecera del departamento San Martín en el norte de Salta.

Al llegar Rojas se dio con el ataúd de un metro veinte centímetros aproximadamente. Allí yacía el cuerpo de un bebé de un año y dos meses. “No pude pedirle el certificado de defunción al padre porque él me contaba entre llantos lo que pasó”, dijo.

Ramón Basualdo, el papá de la criatura fallecida, llegó a comentarle que los agentes sanitarios de la zona le habían advertido que estaba con bajo peso. “Pero él me dice que lo llevó antes como cuatro veces al hospital y siempre lo devolvían para que le haga vapores” porque presentaba problemas respiratorios, relató Rojas.

Juan José Fernández, gerente del Hospital de Tartagal, declaró “no tengo la desnutrición como causa de muerte”. El niño ingresó al nosocomio con un cuadro de deshidratación severa derivado de un proceso agudo de gastroenteritis, según su informe.

“AL FINAL SE VAN A SEGUIR MURIENDO. HACE UN MES SE MURIÓ OTRO BEBÉ EN MISIÓN LAPACHO VIEJO SOBRE LA RUTA 86 FRENTE AL BARRIO ROMERO EN TARTAGAL”.

La realidad de las comunidades nativas
La familia Basualdo “no cuenta con ayuda social ni trabajo”, contó Rojas. En el núcleo familiar quedan cinco menores de edad. Rojas afirmó que la familia recibía leche “pero al último ya no”.

Una auditoría que se hizo en 2016 al Hospital de Tartagal advertía sobre la reducción de entrega de leche. “La cantidad de Leche Entera en Polvo distribuida durante el ejercicio 2015, se redujo al 17,60% en promedio durante el ejercicio 2016”, sostiene el informe de la Auditoría General de la Provincia (AGP).

Una vez en el Hospital Materno Infantil no dejaron ingresar al padre del niño a la zona de atención. Durmió en el pasillo del Hospital y cerca de las cinco de la mañana del martes encontró un médico. Preguntó por su bebé y le dijeron que ya había fallecido.

“Al final se van a seguir muriendo. Hace un mes se murió otro bebé en Misión Lapacho Viejo sobre la ruta 86 frente al Barrio Romero en Tartagal”, dijo Rojas. Advirtió que observa que falta atención en el Hospital de esa ciudad y apuntó también contra la persona que tienen en calidad de traductora bilingüe para los pacientes que llegan al Hospital provenientes de comunidades originarias. Sobre todo muchas mujeres, que son las que habitualmente se encargan de los niños, no hablan castellano y no comprenden las prácticas médicas occidentales.

Pese a insistir para hablar con el nuevo secretario de Asuntos Indígenas de la provincia, Luis Gómez Almaras, el integrante de AIRA aseguró que no obtuvo respuestas. La última vez que hablaron, el funcionario le aseguró que estaba a la espera del ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. Vendría a la provincia la semana que viene a firmar un convenio por las Tarjetas Alimentar.

DEJANOS TU COMENTARIO