Guillermina Reitera Reclamos Al Nuevo Banco De Santa Fe Por El Abandono Del Cajero

La gestión comunal que lleva adelante Roque Chávez insistió a instancia de otro documento oficial en el que plasma otro reclamo destinado a las autoridades del Nuevo Banco de Santa Fe, sucursal Las Toscas, en tono reiterativo e imperante. Nunca se carga el único cajero automático de la localidad que, por acuerdos previos, comparte espacio físico cedido por el ente oficial facilitando la eficacia del servicio público.

wert.jpgUna semana completa sin contar con el servicio de mas de 1500 cuentas bancarizadas y redes de Link, puso de manifiesto por parte de la gestión comunal de la localidad de Villa Guillermina el ninguneo y la falta de consideración en la prestación de servicio del único cajero automático que funciona desde tiempo.

Chávez, en la nota que eleva a las autoridades del Nuevo Banco de Santa Fe, les recuerda en tono ofuscado y molesto que no solo no respondieron a pedidos ya elevados con anterioridad, sino que el cajero está ubicado en el predio comunal, dado acuerdos que la entidad oficial rubrico con la sucursal de la ciudad de Las Toscas, cuyo desentendimiento y desinterés es ya proverbial.

«Esta comunidad desde siempre tuvo una actitud de colaboración y de entendimiento de situaciones imprevistas que pueden ocurrir en cualquier servicio, pero cuando la situación es permanente no corresponde. Desde esta comuna se permitió que el cajero pueda ocupar parte del edificio propio de la comuna y además siempre se propuso la posibilidad que ocupara aún más espacio para colocar otros cajeros que la gran demanda de clientes exige, cuestión que nunca ocurrió», señala con precisión un párrafo del documento.

En el párrafo siguiente, Chávez sube el tono del reclamo e indica que «colma nuestra paciencia y nos hace sentir casi ninguneados por esa entidad bancaria porque desde hace una semana no recargan el único cajero que tenemos, del cual depende toda la comunidad de Villa Guillermina», enfatiza.

Es extraño que teniendo políticas destinados a utilizar tarjetas bancarias – débito y crédito – el llamado dinero plástico, en un contexto de absoluta contradicción el sistema que arenga el propio sistema bancario lo abandona a la suerte y desatención de sus propios clientes.

fgh.jpg