Inseguridad: dos motochorros asesinaron a un repartidor

La víctima del episodio de inseguridad se habría resistido a que le robaran la camioneta con la que entregaba pedidos. Los ladrones escaparon. Ocurrió en Adrogué.

Inseguridad: matan a un repartidor en un intento de robo en la provincia de Buenos Aires

Un hombre de 28 años fue asesinado este lunes por dos motochorros que intentaron robarle la camioneta en Adrogué, partido de Almirante Brown, provincia de Buenos Aires. Fuentes policiales informaron que la víctima andaba despacio porque estaba buscando la casa donde debía entregar un pedido comprado por internet.

El repartidor fue identificado como Fernando José Marino, de 28 años, quien manejaba su Kangoo a baja velocidad por la calle Italia al 900, en Adrogué, cuando fue interceptado por dos delincuentes que iban en una moto azul, informaron fuentes policiales y judiciales a Télam.

Los delincuentes amenazaron a Marino con sus armas y los investigadores policiales aseguraron que el hombre hizo una maniobra brusca con su vehículo por el susto y fue por eso que le dispararon. Los motochorros se fueron del lugar sin concretar el robo.

Marino fue auxiliado por vecinos de la calle Italia que llamaron al 911. El repartidor fue trasladado por un patrullero al Hospital Lucio Meléndez de Adrogué, provincia de Buenos Aires, debido a la demora en la llegada de una ambulancia, pero murió antes de que pudiera ser atendido por los médicos, dijeron los investigadores.

Fuentes judiciales precisaron que el hombre recibió un balazo que le entró por la axila izquierda. Peritos de la policía bonaerense sospechan que los ladrones usaron un revólver para dispararle a Marino porque no encontraron vainas servidas en el lugar del episodio.

El episodio de inseguridad es investigado por el fiscal Gerardo Mohoraz, de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, quien ordenó la revisión de cámaras de seguridad municipales o privadas para dar con el paradero de los dos delincuentes. Testigos de la escena aseguraron que ambos tenían casco.

El asesinato quedó caratulado como “homicidio criminis causa”, que se comete para ocultar otro delito, en este caso, el robo.

Todavía está pendiende la autopsia al cuerpo de Marino, que se realizará en las próximas horas en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

DEJANOS TU COMENTARIO