Jueza Buyatti A Un Padre Que Lucha Por Ver A Sus Hijos: Que Vean La Mugre Que Sos

La abogada Nilda Ayala y Roberto Hordadin, se refirieron a la jueza de Niñez, Adolescencia y Familia Laura Buyatti. La magistrada de Villa Ángela sigue sumando denuncias. El papá de cuatro menores hace cinco años que no logra tener un régimen de visitas y asegura que Buyatti lo amenazó de la peor manera, luego que él publicara su situación en redes sociales.

El 10 de noviembre, un mes y medio antes que estallara el escándalo en el poder judicial del Chaco por las amenazas de muerte de la jueza de Niñez, Adolescencia y Familia Laura Buyatti al albañil Marcelo Acosta que le reclamó el pago de una deuda de su supuesta pareja, un papá de cuatro niños logró una audiencia para intentar retomar el vínculo con ellos. Arbitrariamente y de manera unilateral, la madre no permite que tenga contacto y la magistrada en vez de darle celeridad al régimen de comunicación se limitó a amenazarlo.

La abogada Nilda Ayala y Roberto Hordadin estuvieron en NORTE para denunciar la inacción y otras iregularidades de la jueza Laura Buyatti. Es tanta la desconfianza instalada en Villa Ángela, por el «poder y el amiguismo que Buyatti maneja» según Hordadin, que decidió contratar a dos abogadas de Resistencia, las mismas que estarán representando a un grupo de padres que están en misma situación.

Roberto Hordadin, padre de cuatro niños a los que no ve hace 5 años. Acusa a la jueza de Villa Ángela, Laura Buyatti, de impedir el contacto con ellos. «La audiencia la logré porque me contacté con Padres Autoconvocados y ellos me dijeron que harían una marcha frente a los tribunales: ese día conocí a Buyatti y le hizo una llamada a mi exmujer y en un momento me dice «así que sos pesadito, ya vas a ver lo que te va a pasar’ «.

Hordadin detalló que luego de una suspensión de la segunda audiencia donde estarían la exmujer y sus hijos, a los dos días se realizó la misma donde debió atravesar el maltrato y agresión de parte de Buyatti. «Yo esperaba afuera y ella se asoma en la puerta y me dice: ‘vení y pasá para que vean que clase de padre y que mugre sos», según dijo a NORTE Play el mal momento vivido ante la jueza Buyatti. «No pensé que una jueza me iba a tratar de esa forma, nunca creí semejante destrato».

También agregó que la magistrada le habría advertido: «Si vos sos pesado, no sabés con quien te metiste, sé manejarme políticamente, judicialmente y si vos sos pesado, yo soy más: no sabés la cantidad de gente pesada que tengo detrás», le habría dicho. «O te pones en línea o te meto preso», le remarcó Buyatti, tras molestarse porque Hordadin tiempo atrás había publicado en su red social Facebook la demora en el trámite.

Durante la audiencia, «mis tres hijos grandes dijeron que no quieren verme porque no soy su padre, pero la más chiquita lloraba y le pedí permiso a la jueza para poder abrazarla y ella me acusó de querer intentar manipularla».

De acuerdo al hombre, su exmujer tiene vínculos con la jueza, la que inclinó la balanza de manera alevosa hacia ella.

Un hecho extraño también ocurrió en octubre, cuando la exmujer denunció que Hordadin quien tiene una perimetral se hallaba afuera de la casa molestándola, por lo que radicó una denuncia de género. Lo llamaron de la división de Género de Villa Ángela para informarle que tenía que presentarse. Ese día, el hombre estaba en El Nochero en la provincia de Santa Fe y lo acreditó haciendo una denuncia en la seccional policial de esa localidad.

Buyatti le advirtió que si salía por los medios, «iba a iniciarme una causa por denuncia moral y me iba a meter preso».

Confianza durante la feria

Por su parte, la abogada Ayala adelantó que pedirá habilitar la feria para poder lograr que «Roberto tenga la posibilidad de reunirse con sus hijos, más allá que hay un expediente y declaraciones que señalan que esos menores no son sus hijos, pero él los crio y los ama como si fueran sus hijos, de hecho viven en una propiedad de mi cliente, es una propiedad ganancial de cuando era soletero, les dejó todo y tienen un buen pasar, donde también dispuso departamentos para alquiler donde el cobro lo hace la madre, mientras que Roberto salió de la casa con lo puesto».

Comentários no Facebook