La Crisis Los Obligó A Llegar A Acuerdos

El gobernador Omar Perotti contará con los 6.000 millones de pesos destinados a la emergencia, ya que la Legislatura provincial destrabará esos fondos. La crisis del coronavirus unió ayer en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno al mandatario provincial, y los jefes de los siete bloques que tiene la Cámara de Diputados, así como su titular Miguel Lifschitz y senadores de diferentes departamentos. Una nutrida concurrencia, por lo cual, respetando los protocolos de distanciamiento optaron por utilizar micrófonos para amplificar las voces de cada participante. Además de los legisladores, estuvieron algunos ministros, como Carlos Parola, Danilo Capitani y Rubén Michlig.

Anoche había 20 casos confirmados en la provincia, de los cuales 9 pertenecían a Rosario, tres en Rafaela, dos en Roldán, dos en Gálvez, dos en Helvecia, uno en Esperanza y uno en Santa Fe. Al mismo tiempo había 70 casos en estudio, y ya se habían descartado otros 90 casos.

Ante esta situación, la reunión giró alrededor de la crisis sanitaria. Del encuentro participó también la vicegobernadora, Alejandra Rodenas, quien había recibido el pedido de los senadores de recrear los «comités de crisis» que en circunstancias extraordinarias como las inundaciones se pusieron en marcha en la provincia.

Perotti abrió el encuentro trazando un cuadro de situación y exhortando a los legisladores a insistir en sus territorios con el cumplimiento de las restricciones, y para eso exhibiendo los números de detenidos –cifra creciente día a día– por infrigir la ley. A su turno, el Ministro de Salud Carlos Parola hizo un extenso informe de la situación, contando con el aporte de la Secretaria del área con los números actualizados. Luego de eso, Perotti abrió la ronda de consultas, y allí Miguel Lifschitz, luego de agradecer la invitación, remarcó «la importancia y necesidad de trabajar en conjunto, adoptando medidas tendientes a atender la cuestión social, la logística en la producción y suministro de alimentos, y estar muy atentos a la escalada de la conflictividad», sostuvo el dirigente socialista.

Luego de eso, el gobernador retomó la palabra e hizo especial hincapié en la tarea de los Intendentes para «ordenar la no circulación, eso es fundamental» remarcó el mandatario.

Si bien el tema convocante fue la situación creada por la pandemia, la cercanía de la sesión en diputados en la que deberían tratarse las leyes de emergencia solicitadas hace tres meses por el Poder Ejecutivo hizo que la cuestión apareciera entre los legisladores. En ese sentido, el drástico cambio de escenario –que demandará inversiones impensadas en su momento en áreas como salud, asistencia social y seguridad– posibilitará destrabar una situación que mantuvo en «stand-by» a la gestión y que se manifestó en el fracaso del dialogo entre gobierno y oposición. Poniéndole nombres propios, entre Perotti y Lifschitz, que ayer se sentaron uno a lado del otro, respetando la distancia que imponen los protocolos sanitarios, y que dadas las circunstancias debería ser la única entre ambos a esta hora.

Bolsas y crisis: un respiro en medio de la debacle | Apertura positiva de los mercados bursátiles mundiales.

Leve alza del petróleo

Finalizado en encuentro, consultado por Rosario/12 el Presidente del bloque de diputados del socialismo, adelantó que «la sesión de mañana –por hoy– está en pie y con la firme decisión del Frente Progresista de avanzar en una ley de consenso. La profunda crisis del Coronavirus cambia las prioridades en todos los niveles del Estado, con la convicción de buscar herramientas que le sirvan al gobierno provincial , a los municipios y mantenga el equilibrio de poderes» dijo Joaquín Blanco.

Fuentes del gobierno, a su vez, reconocieron que se está negociando un monto global — que modifica los aprobado en el Senado– , y paralelamente la aprobación de un fondo especial de 6 mil millones de pesos para combatir la pandemia. No es lo que Perotti anhelaba –en cuanto a obtener la aprobación de su mensaje– ni tampoco la encerrona que caracterizó en estos meses en los que los santafesinos asistieron a una disputa que recién la crisis sanitaria terminó de poner en su lugar.

DEJANOS TU COMENTARIO