La joven que intentó reanimar a Fernando Báez Sosa insultó a Ciro Pertossi por un gesto «sobrador»

Virginia Pérez Antonelli declaró en los Tribunales de Dolores, y luego contó el incidente que vivió con uno de los rugbiers acusados.

En el marco de la cuarta jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, este jueves hubo doce declaraciones y una de ellas fue la de la joven que intentó reanimar a la víctima luego de la golpiza, quien tras su presentación, habló con los medios y reveló que insultó a uno de los rugbiers acusados por una mueca que le hizo.

Virginia Pérez Antonelli, quien le hizo RCP al joven en la vereda de Le Brique, reveló que uno de los rugbiers le hizo un gesto «sobrador» cuando pasó frente a ellos en el marco de la audiencia. «Fue Ciro Pertossi. Cuando salieron los miré uno por uno a la cara y a él le dije que era un hijo de puta», comentó.

La joven detalló que miró fijamente “uno por uno” a los acusados y que ellos le devolvieron la mirada, hoy ya con la cara sin barbijo. “El primero que salió, Ciro Pertossi, me miró fijo a los ojos y tuvo el tupé de hacerme un gestito con la boca».

“Les pude ver las cara de asco”, detalló Virginia y sentenció: “Cuando me miró le dije ‘hijo de p…’”.

Durante las declaraciones a la prensa a la salida de los tribunales, la joven también brindó algunos detalles de su audiencia y apuntó contra la defensa de los rugbiers. «Fue muy intenso porque fue mucho ataque. Yo estoy certificada por la Cruz Roja y cuando hablaba de cómo hice el RCP, me contradecían con algo», contó.

Concretamente, la joven se cruzó con Hugo Tomei. “El abogado fue muy soberbio y me miraba a los ojos. Me hablaba con una actitud de que estaba haciendo las cosas mal”, explicó y añadió: “Y yo no hice las cosas mal, se lo expliqué y lo ridiculicé”.

Virginia aseguró que dio “catedra de RCP” en la audiencia y que le pidieron que realice los movimientos paso por paso.“No tuvieron nada para contradecirme”, sumó.

La declaración de Virginia Pérez Antonelli en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

“Vi un chico tirado en el piso y me acerqué. Un chico de mi edad estaba arrodillado al lado de Fernando preguntando si alguien sabía hacer RCP. Como yo había hecho un curso en la Cruz Roja me acerqué con otro chico, un civil, y le tomé el pulso», indicó Virginia en su declaración, según eldoce.

«Como no tenía, le empezamos a practicar. El chico se fue, pero llegaron dos o tres policías. Como hacer RCP cansa mucho y yo soy muy menudita, yo los iba instruyendo con mi voz para que lo hicieran ellos. Mientras tanto, yo le sostenía la cabeza a Fernando y le decía que por favor se quede conmigo”, amplió la joven turista que en enero de 2020 tenía 17 años.

Recordó que después llegaron los bomberos. Le preguntaron si era enfermera y ella dijo que no, pero que sabía hacer primeros auxilios. “Ahí le aplican un desfibrilador y le hacen electro shock. Minutos después llega la ambulancia y se lo llevan”, rememoró.

Pérez Antonelli recordó que el ataque de los rugbiers se dio en un momento en que «de repente la calle queda vacía de policías».

«Por esas casualidades de la vida cuando desaparecen todos los policías empieza una pelea enfrente. Era mucha gente pegando, no sabía quién era de qué grupo, solo que había mucha gente pegando a una sola persona. Había dos personas mínimo pegándole mientras él (por Fernando) se trataba de levantar», agregó la testigo.

Por último, la chica declaró que encontró a Fernando «con el torso desnudo y no tenía zapatillas». «Noté que tenía un golpe muy fuerte en la cara, del lado izquierdo. Y cuando saqué las manos de la cabeza, me las miro y las tenía llenas de sangre», detalló Virginia. Además contó que sacó fotos en ese momento, las cuales quedaron en su celular y fueron incorporadas a la causa.

La joven que intentó salvarle la vida a Báez Sosa salió de la sala de audiencias llorando y, antes de retirarse de los Tribunales de Dolores, se abrazó con Silvino, el padre de Fernando.

Comentários no Facebook