Médico Condenado Por La Muerte De Un Paciente Accidentado En El Norte De Santa Fe

El caso ocurrió en septiembre de 2019, en Villa Ocampo. La familia de la víctima siempre apuntó contra el profesional que lo atendió. Carlos Javier tenía 30 años. Tras su muerte, su familia no dudó e inmediatamente denunció al médico que días atrás fue condenado. A más de tres años de una incansable lucha, la familia Pittau de Las Toscas obtuvo finalmente algo de alivio por la pérdida de uno de sus integrantes, Carlos Javier, de cuyo fallecimiento fue hallado penalmente responsable el médico que lo atendió en el hospital de Villa Ocampo tras haber protagonizado un accidente. La pena dictada días atrás recayó sobre el médico Jorge Luis Bolaño, condenado por homicidio culposo a tres años de prisión condicional e inhabilitación profesional por cinco años.

NORTE reflejó la génesis del caso ocurrido en septiembre de 2019, cuando en horas de la madrugada Carlos Javier Pittau sufrió un accidente en la ruta 11, en el acceso a Villa Ocampo. Su hermana, Alejandra, contó entonces que el joven ‘fue llevado al hospital con muchos dolores pero lúcido’, y que falleció ‘una hora y media después, producto de la desatención del médico de guardia que ignoró la complejidad del cuadro y dijo que solo había sufrido raspones‘.

Desde ese mismo momento la familia denunció al doctor Bolaños, asegurando que ‘lo atendió con desidia y perdió muchos minutos claves para poder ordenar una derivación a un hospital de mayor complejidad‘.

Una vez judicializado el lamentable hecho, el fiscal Juan Carlos Koguc estuvo a cargo de la investigación que derivó en el juicio oral y público que se llevó a cabo durante tres audiencias hasta el 22 de diciembre último.

Según Koguc en su acusación, ‘Pittau falleció por un mal diagnóstico inicial‘ y remarcó que el médico ‘ni siquiera revisó convenientemente el cuerpo quitando la ropa para poder detectar una fractura en la zona isquipúbica, que generó daños internos y una hemorragia que derivó en un shock hipovolémico y la muerte, tras veinte minutos de RCP‘. Detalló que durante el procedimiento ‘tampoco pidió una radiografía‘ y que solamente le suministró al paciente un calmante y Reliveran‘.

El juez Gonzalo Basualdo encabezó el debate que terminó con la sentencia a tres años de prisión condicional y cinco de inhabilitación para el profesional de la salud. El fiscal solicitó cuatro años de prisión y cinco de inhabilitación para Bolaños, y el juez Gonzalo Basualdo finalmente coincidió con la duración de la inhabilitación pero lo condenó a tres años de prisión condicional. Con la resolución de la causa, Alejandra Pittau valoró el fallo y expresó su satisfacción y la de su familia. ‘Este tipo de casos son muy difíciles, no suele escucharse que se condene a un médico por el mal accionar», dijo a NORTE.

«Estamos conformes con el veredicto. Esperemos que esto marque una diferencia. No queremos que haya más familias sufriendo la pérdida de algún familiar por negligencia o impericia médica. Que las víctimas denuncien, que busquen siempre justicia porque es la única forma de cuidarnos como sociedad e ir mejorando nuestra realidad, en lo que a salud respecta», concluyó.

Comentários no Facebook