Ni Un Ajuste Más. Ni Un Derecho Menos

En el marco de la jornada Nacional que llevan adelante en el día de hoy 27 de diciembre, las Centrales Sindicales CGT-CTA, que declaran inconstitucional el decreto de necesidad y urgencia del gobierno nacional (DNU), los sindicatos miembros de la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma manifestamos:

Rechazar el mega DNU, porque constituye un grave avasallamiento a la división de poderes y a las instituciones democráticas. Incumpliendo así los requisitos constitucionales para la sanción, modificación y/o derogación de las leyes.

Fortalecer el sistema democrático y respetar al Congreso Nacional (diputados y senadores) para el tratamiento de las 300 leyes que pretende anular el DNU. Por ello exigimos también a nuestros representantes que fueron elegidos por el Pueblo, que cumplan con sus obligaciones y se impongan a este decreto inconstitucional y nulo.

Repudiar el plan económico antinacional de privatizar empresas estatales y de bajar la inflación quitando poder adquisitivo (congelando salarios con mega devaluaciones). Asimismo, rechazar el ajuste que se pretende llevar al pueblo argentino, argumentando que no hay fondos. Y también rechazar la derogación de la ley de alquileres. Teniendo en cuenta que estas ‘recetas’ solo han traído pobreza y enriquecimiento de unos pocos a lo largo de la historia.

Ratificar las conquistas sociales y del movimiento trabajador que son nuestras leyes laborales, como por ejemplo: licencia por maternidad, convenios colectivos de trabajo, derecho a huelga, las libertades jurídicas, sindicales y de seguridad social.

Sostener el sistema de jubilación pública para evitar el ajuste en las cajas provinciales y nacionales.

Defender la soberanía económica: recursos estratégicos como litio, petróleo, humedales, tierras, entre otros. Nos interpela ¿cómo puede ser que, en el país de las vacas, trigo, leche, acceder a dichos alimentos se está convirtiendo en un privilegio de unos pocos? Ya que, cuanto menos consumimos, más ganancias y margen de exportación tienen los grupos concentrados de la economía. No estamos en contra de la generación de divisas para el país, lo que no podemos permitir es que esto se logre a costa del hambre del pueblo argentino. En defensa de la industria nacional, del trabajo de calidad y no perder la dignidad como pueblo trabajador. El problema, entonces, no pasa por ajustar a los del medio y a los de abajo, sino redistribuir las riquezas.

¡Por la democracia, la división de poderes y la República! ¡Por la dignidad y derechos de cada argentino!

Reafirmamos: No al DNU