Norte Santafesino: Dirigentes Políticos Y Periodistas Con Celulares Intervenidos

Algo o mucho huele a podrido en el norte santafesino. Chorros que entran y salen de los procesos judiciales como mercancía fenicia. Violadores que reciben atención de estrados políticos de relevancia y cajas de alta gama cuya justicia no duda en explicar a la opinión publica irregularidades que forman parte de extravagancias cuando no corrupción manifiesta y rentada. Conversaciones privadas que se cruzan vía telefónica – extremadamente privadas – que forman parte de anormales confesiones primaveras en pasillos del poder político, al igual, que frías y desalmadas galerías judiciales. No menos de 10 dirigentes del PJ del Norte que incluye a media docenas de periodistas de la región tenemos los celulares pinchados cuyas charlar privadas están siendo grabadas y monitoreadas.

La mayoría de los consultados afirman haber sido sorprendido con sus charlas íntimas que se presume haber sido escuchados y grabado siendo utilizadas como estrategia por terceros para contrarrestar alguna verdad o adelantarse a alguna decisión, que de no haberla escuchado en clandestinidad, jamás se habrían podido alertarse, prevenir o preservarse. Estrategias políticas, reuniones de grupos, estrategias periodísticas, trabajos de producción de medios, en su mayoría, fueron sorprendidos por declaraciones que advierten haber sido filtradas por estas estratagemas clandestinas, tal parece, de larga data en el norte santafesino.

Es difícil que algunos dirigentes políticos y personal jurídico atiendan alguna llamada por línea de celulares o líneas convencionales. Solo responden mensajes de audios vía WhatsApp o llamadas telefónicas bajo esta nueva modalidad electrónica que por el momento es difícil de rastrear y ser grabada por algún dispositivo espía. Es decir, todo el mundo toma precauciones ¿…? Por suspicacia, dudas, a prevención o solo por ser amigos del Fino Palacio y Macri, las precauciones tomadas son cada vez más frecuentes y por mayor número de gente ¿Quién o quienes nos espían. Por qué las sospechas de ser escuchados cada vez cobran más convicción y certeza y por qué cada vez más gente se siente espiada y vulnerada en su intimidad?

En las últimas horas se filtró una lista en distintos ámbitos políticos y dirigenciales que incluye a varios periodistas de la zona – en la que me cuento – de formar parte de quienes por su profesión y exposición pública, se advierte de tener las líneas telefónicas pinchadas – intervenidas – cuyas charlas intimas, familiares y/o profesionales están siendo grabadas todo el tiempo. ¿Quién lo hacen y quienes financian este atropello a la privacidad con rayano descaro y ausente de todo decoro?

¿Qué clase de enfermos nos gobiernan y que poderes nos controlan desde la más obscena clandestinidad?

Comentários no Facebook