Otro Año De Violencia En Rosario

Leandro Busatto dijo que el 2018 fue el cuarto más violento en la ciudad, y que sólo hubo más de 300 homicidios “en las gestiones del Frente Progresista”. Criticó que el socialismo sólo apueste a tener más policía.

El diputado y pre-candidato a gobernador por Unidad Ciudadana Leandro Busatto aseguró que “Rosario vivió el cuarto año más violento de su historia”, con 198 homicidios en 2018. Es decir, 36 más que en 2017. En su informe agregó que es la sexta vez en la historia que los crímenes en la provincia superaron los 300, algo que “sólo ocurrió dentro de las gestiones del Frente Progresista”, interpretó los números de 2013 a 2016. La suba se dio en las ciudades de Santa Fe y Rosario. “Esto contradice los elogios del gobernador Miguel Lifschitz a la ministra de Seguridad de Nación, Patricia Bullrich”, dijo Busatto,acompañado por la concejala Norma López, quien también manifestó preocupación por los femicidios y el uso de armas de fuego en la mitad de los ocurridos el año pasado en Santa Fe.

El informe sobre los índices de violencia que presentó ayer el diputado provincial que busca ocupar el sillón de la Casa Gris, se realiza hace cuatro años. La idea es dar cuenta de la evolución. “Vemos que desde 1991, en seis ocasiones los homicidios en la provincia superaron la barrera de los 300, llevando la tasa cada 100 mil habitantes a superar las 10 víctimas”. Y aseguró que ese número está por encima de la media nacional (de entre el 5 y 6%). “Las seis veces ocurrieron durante las gestiones del Frente Progresista, que no hace ninguna autocrítica del fracaso en materia de seguridad. Cuando la tasa supera los 10, la Organización Mundial de la Salud habla de pandemia”, aseguró.

Al hablar de Rosario, Busatto indicó que “vivió el cuarto año más violento de su historia”; y aseguró: “Lo que hizo el Frente, desde que asumió, es incrementar la cantidad de policías y aumentar el presupuesto en seguridad, pero no tuvo resultados: antes de que asumieran teníamos un policía cada 200 ciudadanos; y hoy, uno cada 125. Destinábamos 7 pesos de cada 100 en materia de seguridad y hoy es de 12 cada 100”, comparó. “Hay que buscar modelos alternativos para que Rosario y Santa Fe tengan su fuerza de seguridad metropolitana, como propusieron Norma López y Roberto Sukerman en el Concejo de Rosario. Queremos que la intendenta Mónica Fein y (su par de Santa Fe) José Corral tengan herramientas para hacerse cargo de la seguridad. Hay que avanzar con la profesionalización de las fuerzas, no solo con más balas y más patrulleros”. Y agregó que las víctimas en las dos ciudades no superan los 40 años.

Para el legislador, una cuestión está clara: “El déficit más grande que tuvo el gobierno provincial en materia de seguridad es el abandono de los sectores populares, más allá del Plan Abre que es una política que nosotros elogiamos y queremos que sea universal; no que se distribuya entre los municipios amigos. El nivel de inversión de obra pública en los barrios sigue siendo bajo”, aseguró.

Consultado sobre los crímenes relacionados a la narcocriminalidad, Busatto indicó que es un dato en el que están trabajando y señaló: “No es lo que dice Fiscalía, que el 65 por ciento de los homicidios está vinculado con conocimiento previo de las víctimas para generar la idea de que los vecinos se matan porque no pueden resolver pacíficamente las diferencias. Ese conocimiento previo también implica la disputa territorial de bandas”.

Busatto y López hicieron hincapié en la prevención: “Hace años que vemos y le decimos al Gobierno que la ecuación más policía más presupuesto, fracasó; ya que la inseguridad creció a niveles históricos”. Y agregaron: “El gobierno provincial siempre corrió detrás del delito. La prevención es fundamental, para ello las ciudades de Santa Fe y Rosario necesitan policías dedicadas a ello; hay que poner en valor a los clubes barriales y las instituciones intermedias; y hacer una fuerte inversión en obra pública y desarrollo social en los sectores más vulnerables”.

Para Busatto, las políticas públicas en materia de seguridad deben despegarse de las especulaciones electorales. “Hicimos esto en función de que en la provincia se trata de armar un relato en el que gobierno siempre gana: si baja la tasa de homicidios, porque es mérito de ellos; y si sube, porque es culpa del gobierno nacional o de un fenómeno”, se quejó. “La tasa a nivel nacional disminuye desde 2012, y creció en la provincia”.

Al hablar de las políticas nacionales en la materia, aseguró que la gestión de Bullrich “va a conducir a la baja de edad de imputabilidad, a instalar el debate de que los pibes pobres son los responsables y a hacer que el Estado, en lugar de generar más procesos inclusivos genere mayor represión y mano dura. Nosotros creemos que es al revés”.

Al hablar de la ciudad de Santa Fe, dijo que “en los barrios como el lindero a la cancha de Colón, hubo estadísticas de 88 víctimas cada 100 mil habitantes, en años anteriores”.

También se refirió a la situación de las cárceles y recordó un proyecto que busca que el Estado nacional se haga cargo de los presos federales. “Tenemos unos 600”, dijo.

Por su parte, López, que también es secretaria de la Mujer del PJ santafesino, lamentó que el crecimiento de homicidios alcance el 20 por ciento. Y también se refirió a los femicidios. “De los 38 ocurridos en 2018 en el territorio provincial, el 50% fue por uso de armas de fuego. Esto deja a las claras la falta de políticas públicas de control y prevención en el uso de armas de fuego, el mercado ilegal de las mismas y, además se refleja en el incremento en los homicidios a los que refiere el informe del diputado Busatto”. Al mismo tiempo, aclaró que los femicidios ya no ocurren solo en el ámbito intrafamiliar, sino que el conteo que hace se basa en “toda muerte violenta de mujeres” de las que habla el protocolo de la Unidad Fiscal Especial de la procuración nacional.

En ese sentido, López lamentó: “En lo que va del año, en materia de femicidios, hay 28 en el país; mientras que enero de 2018 cerró con 23. Hasta el jefe de Policía provincial Marcelo Gómez habló del crecimiento de casos de violencia de género”, señaló.

DEJANOS TU COMENTARIO