Pedro A. Martínez Dueño De La Empresa Parada En Villa Ocampo Está Preso Por Lavado Y Sobrefacturación

Una nota publicada en un medio de la provincia del Chaco que data del año 2018 da cuentas del paradero judicial del empresario de la construcción, Pedro A. Martínez, quien debió entregarse a la justicia Federal de la provincia chaqueña – Juzgado Federal de Resistencia – quedando detenido en la oportunidad. En su momento era buscado por la Justicia en el marco de la causa conocida como “Lavado II”, en donde se investiga el desvío de fondos públicos a través de presuntos sobreprecios que habría pagado el municipio de Resistencia durante la gestión de Aída Ayala.

Exif_JPEG_420

Pedro A. Martínez fue uno de los empresarios de la construcción más beneficiados durante la gestión de Aída Ayala. El dato contrasta con la falta de información que la provincia santafesina debió tener oportunamente, dado que esta empresa licitó obras en el norte provincial quedándose con la ejecución de varias. Una de las que se encuentra en ejecución es la que se lleva adelante en la ciudad de Villa Ocampo – 30 viviendas – que le fuera licitada el año pasado comenzando la obra en el mes de noviembre del mismo años cuyo plazo de ejecución fue determinado en 10 meses, según establecen los pliegos licitatorios.

La obra hace meses que esta parada y que atento a lo expresado por el Director de Viviendas de la provincia santafesina, Edgardo Ragalli, lo que muestra el avance de obra no supera el 10 % cuando lleva demandado casi el 80 % del tiempo estipulado. A esta situación se agregan conflictos laborales con el personal al que le deben varias quincenas y el medio aguinaldo.

Padro A. Martinez era buscado por la Justicia en el marco de la causa por presunto lavado de dinero y malversación de fondos derivados de supuestos sobreprecios pagados por el municipio de Resistencia para la concreción de obras públicas en la ciudad de Resistencia.

Por esta misma causa están imputados la ex intendenta de Resistencia, Aída Ayala (con pedido de desafuero y detención); el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia, Jacinto Sampayo; su pareja, Mónica Centurión; su hijo, Facundo Sampayo; el empresario, Alejandro Fischer; su mujer, Fátima Rigassio; los empresarios de la construcción, Carlos Huidobro y Pedro Martínez; Natalia Martínez Guarino (hija de Pedro Martínez); Ricardo Lopez Freschi; Luis Escobar y Rolando Javier Acuña.

Cabe recordar que en su elevación a la jueza federal Niremperger, el fiscal Patricio Sabadini sostuvo que Aída Ayala integró “un grupo de personas destinado a beneficiarse con fondos municipales, a través de la concesión de servicios públicos a un cartel de empresas con un alto índice de sobreprecios”. Desde años la empresa citada tiene prohibido presentarse a licitación en la provincia chaqueña, dado sus antecedentes empresariales y jurídicos.

La ministra Frana – Infraestructura – adelantó en este medio que a esta empresa se la debe quitar de la nómina de proveedores del estado, decisión que su ministerio ya habría tomado por estas horas.

Atento a lo cual, quedan por resolver varios conflictos que ante la presencia aún de la empresa en cuestión, se tendrán que explicar en un contexto conflictivo en lo laboral, una obra parada con un avance que no supera el 10 % según estimaciones de Ragalli, presente en Villa Ocampo la pasada semana y respuestas del orden administrativo y político que responda a varias preguntas: ¿Cómo pudo Pedro A. Martinez haber licitado obras en Santa Fe habiendo ganado licitaciones con antecedentes laborales/empresariales que la anteceden habiendo sido, incluso, detenido su dueño por la justicia federal hace ya tres años atras?

Comentários no Facebook