Romang. La Fiesta Del Sol Y Humo De Un Basural. Vecinos Que Terminaron En El Hospital

Una gran deuda que tiene todos los municipios y comunas, al margen de esfuerzos de algunos e indiferencia que ataca la ignominia social de otros, lo cierto es que basurales a cielo abierto existen en todos lados y su presencia hace ruidos y genera demandas cada vez más estruendosas. Romang, ciudad costera en la que se llevaba a cabo una fiesta emblemática – Fiesta del Sol – que alberga espectáculos públicos, desarrollaba su dinámica y aplausos conforme un basural a cielo abierto era quemado inundando de humo tóxico a gran parte de la ciudad. Se denunció reacciones alérgicas y respiratorias que debieron ser atendidas en centros médicos. La respuesta del municipio fue inocua e inapropiada.

Dentro de los tantos espectáculos que muchas localidades tienen como elemento receptor de turismo regional, son estas las fiestas que se han diseñado en costas y playas de grandes extensiones de arena. Se monta un escenario artístico donde se ofrecen espectáculos musicales que ante las gigantescas promociones movilizan al turismo, llamado gasolero o regional. Romang, desde hace décadas promociona su fiesta del Sol, siempre coronada con gran concurrencia y éxitos que asegura su continuidad en años ulteriores.

Fue sorpresivo e incluso, escandaloso, ver imágenes filmadas y publicitadas en redes sociales en el que mientras el tradicional evento cultural se concretaba y avanzaba este fin de semana en horas tempranas del domingo 15 de enero, una gruesa y asfixiante nube de humo inundaba a todo un barrio y su toxicidad terminó generando conmoción en gran cantidad de personas que disfrutaban del espectáculo artístico, previo a pagar sus respectivas entradas y otras costas como estacionamiento, etc..

Ante denuncias de vecinos que solicitaban explicación y auxilio sobre el extraño suceso, varios vecinos terminaron solicitando ayuda en el nosocomio debido al grado de extrema toxicidad que se trasladaba en el aire inundando varias manzanas de la ciudad costera. El foco ígneo no tenía que ver con un esporádico incendio casual: el humo provenía de la quema producida en un viejo basural a cielo abierto – ilegal – que el ente municipal, no supo explicar aún, ni su presencia y mucho menos el origen del fuego. Si es cierto que los basurales a cielo abierto están prohibidos por ley, la quema de basura lo está aún más. En los basurales se tiran todo tipo de residuos y desechos. De plásticos, gomas, huesos, nylon hasta resto de comidas. Su quema y humo traslada un grado de toxicidad extremo que podría producir, en algunas personas, tal grado de asfixia que lo podría llevar a su muerte sin más. Ataques de pánicos que son seguidos de reacciones alérgicas cuyas consecuencias en la piel y sistema respiratorio pueden ser letales.

Poco eco en redes sociales sobre el particular, sin embrago, se denunció a la par que la denuncia pública que se alojó en distintos portales de Facebook se explica en el escaso o nulo interés del periodismo local y regional de la zona. La municipalidad de Romang, solo señalo sobre el particular que el hecho fue por razones “negligentes”, sin dar mayores precisiones sobre el particular y preocupante hecho sanitario medioambiental.

Comentários no Facebook