Romero Mansur: La Provincia Tiene Un Comportamiento De Discrimianción Hacia Reconquista

El secretario general de la Municipalidad de Reconquista, Lic. Guillermo Romero Mansur fue entrevistado por el periodista Toti Díaz sobre la situación de la obra pública en la ciudad.

uyt.jpgEn primer término, el funcionario señaló que «las obras, tanto provinciales como nacionales están paradas en la ciudad de Reconquista y vemos con mucha preocupación esta situación».

«Días pasados leíamos que la provincia pudo lograr una acuerdo para la reactivación de un par de obras, todas tienen que ver con Rosario, además pidieron por la planta de efluentes cloacales, en realidad hay dos que se están desarrollando en la provincia, una en Reconquista y otra en Rafaela, bueno sólo pidieron por la de Rafaela», detalló Romero Mansur.

«Parece que la ciudad Reconquista entró en una capa de niebla que le está impidiendo ver tanto a provincia como nación, las necesidades de Reconquista en materia de obra pública», siguió diciendo el Secretario y agregó que «la importancia de esta planta de tratamiento que está sobre calles Rossi y Lovato, es necesario hacerla para extender el servicio de cloacas hacia el sur de la ciudad y que beneficiaría entre 20 y 30 mil vecinos de todo el barrio sur».

En otro tramo recordó que en una de las últimas contingencias climáticas donde la ciudad se anegó prácticamente un 40 por ciento por copiosas lluvias que se registraron en pocas horas, el Municipio debió afrontar todos los costos para reparar los daños con una importante suma de dinero (más de 80 millones de pesos) que nunca fueron restablecidos por el gobierno de la provincia a pesar de los insistentes reclamos que hizo el municipio reconquistense.
«Reconquista no tuvo ninguna ayuda de ningún lado. El día después de aquellas contingencias, hubo que recomponer todo el éjido municipal, las calles de calzada natural, la asistencia, muchas familias que estuvieron una o dos semanas fuera de sus casas y después volver, bueno, saben ustedes lo que significa después de una emergencia», manifestó Romero.

Señaló también que «Enri Vallejos asumió en diciembre de 2015 con un gobierno provincial de otro color político y un gobierno nacional de otro totalmente distinto también, en ese momento era Lifschitz gobernador y Macri presidente, en una situación políticamente similar a la actual, pero la verdad que siempre tuvimos buen diálogo y predisposición como lo seguimos teniendo ahora. Sin embargo hay algunas cuestiones que terminan siendo lamentables y que yo considero que son más de las segundas o terceras líneas o de algunos comportamientos que hacen a esta situación de discriminación hacia la ciudad de Reconquista·, enfatió.

«En realidad con esta actitud, la provincia no discrimina al intendente o al gobierno, sino al vecino de Reconquista, al vecino que también lo votó, al vecino donde en Reconquista ganó cómodamente el gobernador Pullaro Esta situación uno no las termina de entender».