San Antonio De Obligado. Un Relato De Película. Secuestrado, Torturado y Abandonado En Medio Del Monte

Héctor López, camionero y oriundo de San Antonio de Obligado el lunes pasado fue citado por una prestamista al que reconoce deberle dinero – $ 70.000 – y al ingresar a su casa fue sorprendido por el esposo que juntos amenazaron con armas de fuego y blanca, lo desvistieron, lo cargaron a un automóvil y lo abandonaron en el medio de la nada. Según el relato de López fue rescatado por un vecino de la zona rural de El Rabón, donde fue aparentemente abandonado a su suerte y desgracia.

Héctor Omar López es un hombre de 48 años de edad, camionero oriundo de San Antonio de Obligado, con residencia actual en la ciudad de Las Toscas. El lunes 30 de setiembre, fue citado por una docente de San Antonio de Obligado, quien además es prestamista y lo invitó a su domicilio para hablar sobre la refinanciación de la deuda que López mantiene con ella, que oscila en aproximadamente $ 70.000.

Alrededor de las 21,30 horas, según relata, López, llega en motocicleta al domicilio de la docente, ésta lo hace ingresar y le pide que espere sentado en el living mientras ella se dirige al baño; en el mismo momento aparece el concubino de ésta, de nombre Ángel y desde atrás le coloca un cuchillo en el cuello diciéndole que no se mueva; sale la mujer del dormitorio con un arma de fuego en la mano y lo apunta pidiéndole que se desvista, lo amenazan de muerte, le insultan y comienzan a agredir físicamente sumado a que lo obligan a colocar las dos manos atrás, lo sujetan con un precinto, atan las dos piernas a la altura de los tobillos con una soga, le colocan una bolsa en la cabeza y golpean con elementos contundentes.

El relato de López señala que luego lo suben al asiento trasero del vehículo de la docente y emprenden un viaje de aproximadamente 45 minutos; el hombre tenía puesto solamente calzoncillo y medias. Una vez finalizado el viaje lo bajan y lo tiran al costado de un camino en una zanja en medio de la oscuridad; López trata de soltarse de las amarras de sus muñecas, hasta que lo logra, se quita la bolsa de la cabeza, desata la soga de sus piernas, se incorpora y se encuentra en medio de la nada. Total oscuridad, mira hacia todos lados, desconoce totalmente el lugar en donde se encuentra y observa a lo lejos algunas luces que se mueven para ambos lados y decide caminar. Recuerda que al cabo de más o menos unos 30 o 40 minutos se da cuenta que es una ruta; observa una casa a la vera de la arteria, se acerca, golpea las manos y allí conoce al señor “Topo” Snaider, quién se sorprende, le pregunta que pasó y lo hace pasar al tiempo que llama a la policía del Rabón: estaba en el paraje “El Empalme”, a cinco kilómetro de la localidad rabonense.

Al ratito llega la policía, López narra lo sucedido y es trasladado por el móvil policial hasta el hospital de Las Toscas, donde lo atiende el médico de guardia que constata las lesiones, los prescribe y entrega a la policía con el informe correspondiente. Se dirigen hasta la Sub Comisaría de San Antonio de Obligado, donde le toman testimonio y labran la denuncia, a ese lugar llega el médico policial convocado por la PDI, éste lo examina y constata 35 lesiones en distintos lugares del cuerpo, espalda, abdomen, piernas, brazos, cuellos, nariz y otros lugares, producto de una feroz golpiza.

López narro a éste medio – Las Toscas Multimedios -, todo lo sucedido y agregó que la policía no creyó “nada su relato”. Al tiempo que se hizo averiguaciones al fiscal de la causa, doctor Juan Carlos Koguc, quien señaló que más allá que están investigando y no descartan absolutamente nada, “hay dudas que los hechos hayan ocurridos tal cual denuncia la víctima”, explicación que justificó la ausencia de detenidos aún tras la denuncia presentada y pericias médicas que indican que las lesiones existen sumado a que el parte forense asegura que al menos “fueron dos personas las participantes de la golpiza”. Según explicó López, un tercero debió haber terminado con el plan y no apareció. “Yo no estaría contando lo sucedido”, sentenció.

Pedimos un rápido esclarecimiento de éste hecho gravísimo, que en principio sería secuestro, privación ilegal de la libertad, tortura, amenaza de muerte con una arma de fuego y arma blanca, lesiones varias, abandono de persona, cuanto menos, por lo tanto cuesta comprender que aún y tras diligencias investigativas no se haya detenido gente acusada en la denuncia de López.

DEJANOS TU COMENTARIO