TikTok despidió a cuatro empleados que espiaron a periodistas y crece el escándalo en la red social

“Condenamos estas acciones y tomamos medidas disciplinarias”, señaló ByteDance, la empresa con sede en China que gestiona la aplicación.

TikTok vuelve a estar bajo escrutinio por violaciones a la privacidad.

ByteDance, el conglomerado con sede en China que gestiona TikTok, despidió a cuatro empleados que espiaron a usuarios en Estados Unidos, incluidos periodistas del Financial Times y Buzzfeed News, publicaciones que el pasado criticaron a la empresa del gigante asiático por supuestas violaciones a la privacidad.

TikTok vuelve a estar bajo escrutinio por espionaje

Luego de una investigación externa, ByteDance confirmó que los empleados ahora apartados revisaron la actividad de periodistas en Estados Unidos y de usuarios vinculados a esos profesionales. En el grupo de trabajadores despedidos, dos se encontraban en el gigante asiático, donde la firma tiene su sede central. Esas personas accedieron a direcciones IP y otros datos de cuentas en TikTok de reporteros.

«Fue un abuso atroz de su autoridad para obtener acceso a los datos de los usuarios», reconoció ByteDance en un comunicado.

“ByteDance condena este plan que violó gravemente el código de conducta de la empresa”, dijo un vocero de ByteDance a la publicación Engadget. “Hemos tomado medidas disciplinarias y ninguna de las personas que participaron directamente o supervisaron el plan sigue trabajando en la empresa”, agregó.

En un comunicado publicado en Variety, la firma asiática añadió: “La mala conducta de esas personas, que ya no están empleadas en ByteDance, fue un abuso atroz de su autoridad para obtener acceso a los datos de los usuarios. Este mal comportamiento es inaceptable y no está en línea con nuestros esfuerzos en TikTok para ganarnos la confianza de nuestros usuarios”.

La compañía aseguró que toman “la seguridad de los datos muy en serio” y cerró al señalar que continuarán “mejorando los protocolos de acceso, que ya se han endurecido significativamente desde que ocurrió este incidente”.

TikTok, inmerso en un nuevo escándalo por violaciones a la privacidad

Los despidos en TikTok son consecuencia de una denuncia que había publicado Forbes en octubre, cuando informó que miembros de ByteDance usaron la aplicación para rastrear la ubicación de usuarios estadounidenses específicos.

Si bien la firma de China refutó en primera instancia esas acusaciones, las recientes acciones confirman los señalamientos previos.

TikTok tiene su sede central en China.

“No importa cuál haya sido la causa o el resultado, la investigación (de los empleados despedidos) violó gravemente nuestro código de conducta y la empresa la condena”, dijo el director ejecutivo de ByteDance, Rubo Liang. “Simplemente no podemos aceptar (los hechos) que dañan la confianza de nuestros usuarios y empleados. Debemos ejercer un buen juicio en las decisiones que tomamos y asegurarnos de que representen los principios que respaldamos como empresa”, concluyó.

TikTok: ¿será una aplicación prohibida en Estados Unidos?

La noticia acerca del espionaje y posteriores despidos se encuadra en un presente en el que TikTok vuelve a ser criticado en Estados Unidos, que avanza para prohibir el uso de la aplicación.

A mediados de diciembre, en aquel país se aprobó un proyecto de ley para impedir el uso de la aplicación china en dispositivos gubernamentales. El argumento se repite: la potencia americana sostiene que el gigante asiático espía a través de esa herramienta.

La iniciativa fue aprobada en forma unánime por los miembros del Senado estadounidense, inicialmente presentada por Josh Hawley, del Partido Republicano. Para que esta medida se confirme, la ley deberá ser aprobada por la Cámara de Representantes de los EE.UU.

Hawley describió a la app de videos breves como un “caballo de Troya del Partido Comunista chino”.

Algunos Estados, entre ellos Maryland y Dakota del Sur, ya prohibieron la instalación de TikTok en dispositivos del gobierno.

EE.UU. vs. TikTok, un conflicto de larga data

Los hechos recientes retoman un conflicto que recrudeció durante la presidencia de Donald Trump, que durante su estadía en la Casa Blanca procuró prohibir el uso de TikTok en aquel país. El republicano presionó para que las operaciones de esa red social pasen a manos de una compañía estadounidense, movida que estuvo a punto de concretarse, pero que finalmente se canceló.

Más allá del relajamiento en el enfrentamiento que se evidenció tras la llegada de Joe Biden a la presidencia de EE.UU., las preocupaciones se mantienen. El mes pasado, Chris Wray, director del FBI, dijo que el gobierno de China usa TikTok para “operaciones de influencia” y comprometer dispositivos.

Recientemente, Brendan Carr, comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU., pidió al gobierno que prohíba formalmente a TikTok “por los riesgos para la seguridad nacional que suponen sus vínculos con China”.

Comentários no Facebook