¿Volvieron Los De Siempre? Hagan Lo Que Yo Digo, No Lo Que Yo Hago

En medio de fuertes cruces y acusaciones en el que la nueva composición mayoritaria del concejo deliberante de la ciudad de Reconquista – UCR/PRO – generó fuertes enfrentamientos con el ejecutivo publicando en un portal trucho de redes sociales que el municipio “nombro 28 trabajadores” en medio de una crisis financiera, fue respondido por Romero Manzur – Secretario General – con decretos en mano e indicando que tal aseveración no solo es una vulgar mentira política del bloque UCR-PRO, sino, que pretenden tapar, aseguro Manzur, “la aprobación de una ordenanza con la que pretende que la municipalidad pague 40 años de aportes previsionales a un empleado político”.

“Passarino vino a mi oficina esta mañana viernes 19 a preguntar sobre el tema del personal, después de haber denunciado en redes que se nombro 28 personas en un contexto de crisis. Dicen querer acompañar el cuidado de los fondos del estado y nos endosan una deuda previsional de la que no tenemos que hacernos cargo porque es ilegal ¿de que responsabilidad habla esta gente?, se pregunte Manzur en el programa La Grieta que se emite en la ciudad de Reconquista.

Entre enfrentamiento mediático que calientan aún más el espantoso verano que azota el norte provincial, el paso por la función pública y las huellas que cada quien dejó, comienza a ser motivo de discusión e interpelación de alto voltaje político. resulta difícil comprender ciertas denuncias que son desmentidas a las pocas horas por la misma realidad y documentación obrante, de la boca de gente que, en su paso por la función municipal, ha hecho peores cosas de las que hoy son objeto de críticas, aun siendo mentiras flagrantes que dejaron en pocas horas al desnudo una opereta de carácter berreta. Hagan lo que digo, no lo que hago.

Se recuerda que, en tiempo de radicales en la municipalidad, la actual concejal Katya Passarino junto a Walter Kreni – hoy Presidente del Concejo Deliberante – quienes ocupaban cargos políticos en la intendencia de Jacinto Speranza, el secretario de servicios públicos y la Asistente Social, sin título, nombraban personal de planta a personal político de manera ilegal. Decisiones en la que nunca estuvo ajeno el mentado defensor de la moral superior Don, Héctor “Gogui” Gregoret.

En tiempos de radicales autodefinidos como patrióticamente honestos, crearon una cooperativa para la recolección de residuos, siendo nombrada la esposa de Walter Kreni como contadora del ente cooperativista. Pudo averiguarse con el tiempo que hacían figurar un número de personas que no se correspondía con quienes realmente detentaban cumpliendo con las horas del trabajo de recolector. Gran parte de ese personal existente jamás trabajo ni cumplió con los menesteres establecidos por contratos.

A esto se aplicaban descuentos onerosos destinado a sus haberes deduciendo de su liquidez cuyos montos eran un 40 % menos comparativamente con la categoría más baja de planta permanente, que eran destinado a una caja política. La actual gestión al asumir, blanquea el personal de la citada cooperativa, donde se descubre que un 40 % de esos trabajadores nunca había cumplido con el contrato. Es decir, la municipalidad pagaba a un personal que jamás trabajo.

Lo que pretendió ser una chicana electoralista con una campaña agotada y terminada, corre el velo de verdades históricas en la que los denunciantes que han vivido del estado por décadas, ante su paso por el ejecutivo municipal, tienen tanto que explicar, como les permita su doble moral y discurso.

Comentários no Facebook